Logo Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Bienestar Animal y Responsabilidad Social

02/10/2017

Los artículos del 11 al 20 del Decreto 204 de 2017 establecen las normas de Bienestar Animal y Responsabilidad Social.

Artículo 11°) No siendo los animales sujetos de derecho, los mismos serán considerados como bienes de propiedad privada sujetos a una  normativa especial, por lo que es derecho de toda persona la tenencia de Animales de Compañía, excepto:

  • a. cuando por incumplimiento de la Ley N° 18.471, o de su reglamentación, la autoridad competente se lo haya prohibido expresamente,
  • b. cuando se encuentre privado de su libertad, excepto en casos especialmente autorizados por la COTRYBA y/o la autoridad competente. 

Artículo 12°) La tenencia responsable, en su componente de bienestar animal, deberá asegurar al animal de compañía las cinco libertades básicas reconocidas por la O.I.E., a saber:

  • a. Libre de hambre y sed.
  • b. Libre de miedos y angustias.
  • c. Libre de enfermedades y lesiones.
  • d. Libre de malestar físico y malestar térmico.
  • e. Libre para expresar el comportamiento normal de la especie.

Artículo 13°) Todo tenedor a cualquier título de un Animal de Compañía deberá cumplir las siguientes normas para el bienestar del animal:

  • a. Mantenerlo en condiciones físicas y ambientales higiénicas y adecuadas.
  • b. Inmunizarlo contra las enfermedades transmisibles al hombre o a los animales.
  • c. Mantenerlo libre de endo y ecto parásitos.
  • d. Proporcionarle alimento en cantidad y calidad suficientes para las exigencias de su especie o raza.
  • e. Brindarle asistencia sanitaria bajo responsabilidad de un médico veterinario cuando sea necesario.
  • f. Proporcionarle alojamiento y abrigo adecuados contra las inclemencias climáticas.
  • g. Prestarle un trato afectivo y adecuado a su especie y raza.
  • h. No maltratarlo ni abandonarlo.
  • i. Deberá permitírsele hacer ejercicio periódicamente.
  • j. Los tenedores de animales de compañía que tengan a los mismos en inmuebles particulares en los cuales no resida persona alguna en forma permanente, deberán adoptar las previsiones necesarias para que los animales allí alojados sean monitoreados regularmente a fin de asegurar la adecuada provisión de agua fresca, alimentación, refugio, control sanitario y posibilidades de socialización

Artículo 14°) Todo tenedor a cualquier título de un Animal de Compañía deberá cumplir las siguientes normas de Responsabilidad Social:

  • a. Inscribirlo en el Registro Nacional de Animales de Compañía (RENAC). Las condiciones específicas de este registro serán estipuladas por la correspondiente reglamentación de la COTRYBA.
  • b. Impedir que la actividad o el comportamiento del animal pueda molestar o causar cualquier tipo de daño a las personas, bienes u otros animales, asumiendo total responsabilidad en caso que esto suceda.
  • c. Velar para que la presencia del animal no signifique perjuicio o deterioro del medio ambiente. En particular, impedir su acceso a los residuos domiciliarios y recoger de inmediato sus materias fecales de la vía o espacios públicos.
  • d. Mantener al animal sujeto con correa y collar cuando circule con él en la vía pública y no dejarlo suelto en lugares públicos o de libre acceso.
  • e. Impedir el acceso a la vía pública desde el predio donde habitualmente reside.
  • f. Informar a las personas ajenas a la residencia, de modo claro y visible, la existencia de animales susceptibles de agredir a extraños.
  • g. Todo tenedor será responsable por cualquier mordedura, lesión o daño que sus animales provoquen a personas, animales o bienes de terceros, excepto si los hechos se produjeran dentro del predio en el cual el animal vive y la víctima hubiese ingresado al mismo sin autorización del propietario. 

Artículo 15°) Todo animal de compañía que se encuentre suelto y sin identificación en la vía pública será pasible de ser capturado, registrado en el RENAC y esterilizado, y él o los propietarios o tenedores del mismo no tendrán derecho a reclamo por este motivo. 

Artículo 16°) La captura de los animales sueltos para su esterilización por parte de las instituciones que la COTRYBA habilite a tales efectos, no implicará para dichas instituciones la responsabilidad definitiva respecto al animal, por lo que podrá proceder a su liberación en el lugar donde fueron capturados a partir de las 48 horas de realizada la intervención quirúrgica en caso de haberse utilizado suturas re absorbibles. En caso de no utilizarse dicho material o de ser necesario un tratamiento posterior, el animal podrá ser liberado cuando se haya retirado la sutura externa y/o finalizado el tratamiento que corresponda.

Artículo 17°) Las capturas y los traslados deberán realizarse en forma incruenta y segura, sin poner en riesgo la salud del animal ni de las personas.

Artículo 18°) Las capturas se realizarán en las siguientes situaciones:

  • a. Por disposición de la COTRYBA o Ministerio del Interior.
  • b. Cuando, de acuerdo a los protocolos que determine la Comisión Nacional Honoraria de Zoonosis (MSP) o la Dirección General de los Servicios Ganaderos (MGAP), sea sospechoso de ser portador de alguna enfermedad zoonótica grave.
  • c. Cuando el animal se encuentre enfermo o herido.

Artículo 19°) El traslado de animales de compañía en vehículos del transporte público sólo podrá realizarse acompañados por su tenedor responsable. Se deberá realizar en jaulas o contenedores apropiados, las cuales deberán colocarse dentro del vehículo si estuviera permitido por la empresa, o en sus bodegas, asegurando a los mismos una adecuada ventilación y protección contra las temperaturas extremas. 

Artículo 20°) El traslado de animales de compañía en vehículos particulares sólo podrá realizarse:

  • a. Dentro de la cabina del vehículo en contenedores apropiados, o en su defecto atado de modo de evitar su libre desplazamiento en el interior del vehículo.
  • b. En jaulas o contenedores apropiados en vehículos de cajas abiertas. Dichas jaulas o contenedores deberán brindar al animal adecuadas condiciones de comodidad, seguridad y protección contra las inclemencias climáticas y deberán estar correctamente aseguradas al vehículo a fin de evitar desplazamientos ante eventuales maniobras bruscas o accidentes.
  • c. En caso de vehículos birodados, los animales deberán viajar en jaulas o contenedores adecuados a su tamaño y correctamente asegurados al vehículo.