Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Logo Oficina de Programación y Políticas Agropecuarias

Anuario OPYPA 2017

20/12/2017

Este año la Oficina de Programación y Política Agropecuaria del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca presenta su vigesimoquinto anuario, el que se ha venido editando en forma ininterrumpida desde su primera edición en el año 1993. A pesar de que la elaboración del anuario se ha constituido en una actividad periódica de la oficina, exige todos los años un esfuerzo muy importante de todo el equipo, para poder llegar en tiempo con un producto de calidad para quienes esperan todos los años conocer los productos, las reflexiones y los puntos de vista de la oficina.  

Durante todos estos años el anuario ha mantenido a grandes rasgos la misma estructura desde que fuera editado el primero, ya que los objetivos y los destinatarios no han cambiado sustancialmente. Antes de presentar los principales contenidos del Anuario 2017, haremos un muy breve repaso de los temas que fueron desarrollados en el primer anuario, hace 25 años.

Anuario 1993
En los primeros años de los 90 la Oficina contaba con 16 técnicos y trabajaba básicamente en el asesoramiento directo a las autoridades, apoyando técnicamente en las decisiones de política, pero con poca visibilidad hacia fuera del MGAP. Se toma entonces la decisión de comenzar a publicar en forma periódica algunos de los trabajos y estudios que se realizaban, lo cual en una primera instancia se hizo a través de la prensa especializada enuna serie denominada “OPYPA Informa”. Con ese mismo espíritu de difundir lo trabajado y aportar conocimiento al sector, se toma la decisión de publicar para el fin del año 1993 un anuario que recogiera una parte delo elaborado por los técnicos de OPYPA.

Ese primer anuario contenía un número muy importante de trabajos bajo dos modalidades. Por una parte el monitoreo de los sectores de agro con la información al cierre del año y las perspectivas para el año siguiente, y por otra parte un breve resumen de los trabajos y estudios realizados durante el año, separados en tres capítulos: Política Sectorial, Estudios y Diagnósticos, y Elementos del Comercio Internacional2. El prólogo de aquel primer Anuario terminaba con un “hasta el año próximo”, aunque muy seguramente  ni el más optimista de los técnicos de aquel entonces tuviera la certeza de que el anuario fuera a constituirse en un verdadero aporte para el sector y mantenerse durante tantos años.  

De una rápida lectura de aquel primer Anuario puede observarse claramente que si bien el agro ha logrado un avance muy importante en estos 25 años –enlo que refiere a los aspectos productivos, la tecnología, los rendimientos, el acceso a mercados, la modernización, el desarrollo y crecimiento de nuevos rubros, etc.-,siguen vigentes muchos temas de política hasta el día de hoy.

Al igual que en la actualidad, un capítulo muy importante del Anuario 1993 eran los artículos de monitoreo de la macroeconomía y de los principales subsectores del agro (pecuaria, lechería, agricultura y granja), analizando lo ocurrido en aquel año, y arriesgando las perspectivas para el corto plazo.  

En el capítulo de Política Sectorial se destaca un trabajo sobre “Medidas sugeridas por OPYPA para la reactivación del sector”, que fue elaborado en conjunto por el equipo de aquel entonces, se discuten algunos temas macroeconómicos como por ejemplo el atraso cambiario y su impacto en los sectores productivos, los instrumentos de devaluación fiscal, la necesidad de profundizar en una apertura comercial y mejorar el acceso a los mercados; varios temas aún vigentes o al menos en la agenda política del país. A nivel sectorial uno de los temas centrales que se plantea en el documento es la necesidad de establecer alternativas de créditos a largo plazo acordes con las necesidades del sector, como por ejemplo los créditos en canasta, que hace ya muchos años que no están disponibles. La OPYPA identificaba dificultades de acceso al crédito y que el mismo no se adaptaba a las exigencias del sector, constituyéndose en una traba al crecimiento.  

A nivel de la política impositiva el Anuario contenía varios artículos. Se hablaba en aquellos años de avanzar hacia una reforma tributaria que buscara una mayor igualdad entre los diferentes sectores de la economía y también entre los subsectores del agro; implicaba bajar los impuestos sobre el capital y tender lentamente a incrementar los impuestos sobre la renta. Unos años después, en el 1996 se realiza una reforma tributaria relativamente importante para el sector agropecuario, recogiendo buena parte de lo propuesto por la oficina.  

Respecto de algunos temas que se trataron en el Anuario 1993 y que hoy se mantienen muy vigentes pueden señalarse por ejemplo la importancia de la agricultura familiar, la necesidad de realizar estudios técnicos para definir los montos de las devoluciones de impuestos indirectos a las exportaciones, un análisis sobre las paridades de exportación del ganado en pie, el nivel de endeudamiento del sector agropecuario, etc.  

Dado que la OPYPA en aquellos años participaba más activamente en los temas de comercio internacional, en el capítulo de los Elementos de Comercio Exteriorse reúnen artículos vinculados con las negociaciones del GATT (hoy OMC), del MERCOSUR, etc. Hay que tener en cuenta que se estaba negociando el MERCOSUR –en particular la definición de los niveles de Arancel Externo Común que se acordarían posteriormente en Ouro Preto en 1995- y aún no se había cerrado definitivamente la Ronda Uruguay del GATT –que culminaría en el año 1994-  

Finalmente, algunos artículos llaman la atención ya sea porque abordan aspectos que aún no se resolvieron, o lo hicieron en sentido contrario. Es el caso por ejemplo de un artículo que analiza el impacto de la eliminación del precio de la leche al consumo y otro que analiza la evolución del proceso de reconversión del azúcar. La leche al consumo aún mantiene la fijación administrativa de su precio, mientras que la caña de azúcar abandonó su proceso de reconversión, entendiendo por ésta a la sustitución por otras actividades productivas.

Anuario 2017
En la actualidad la Oficina tiene 25 técnicos sin contar algunos que son compartidos con otros servicios. De éstos solamente 3 estaban cuando se elaboró el primer anuario en 19933. El equipo no es solamente mucho más numeroso que hace 25 años sino también más multidisciplinario, ya que las demandas de trabajo así lo exigen.

El Anuario 2017 contiene tres grandes capítulos, cada de uno de ellos con un número importante de artículos. El primero de ellos contiene artículos que surgen del monitoreo, análisis y seguimiento de las cadenas agroindustriales; el segundo refiere al análisis y propuestas de políticasdirigidas hacia el sector; mientras que el tercer grupo de artículos refiere a estudios técnicos que proveen insumos para un mejor diseño de políticas.   

Todos los artículos son el resultado del trabajo realizado en el año por los técnicos de la oficina, muchas veces en articulación con referentes de otras unidades del MGAP y de la institucionalidad agropecuaria. El Anuario permite también difundir acciones de otras Unidades Ejecutoras del MGAP y en el correr de los años los aportes de otras áreas del ministerio son cada vez mayores.

El 2017 fue un año complejo para algunos rubros en particular, como fue el caso del arroz que vuelve a tener un precio bajo y a pesar de un año de mejores rendimientos vuelve a mostrar undescenso en los márgenes. Otro caso complejo es el de la producción lechera, ya que si bien se recuperan los precios de la leche y se detiene la caída de la remisión, el sector mantiene un endeudamiento bancario alto y con necesidades de reestructurarlo.   

A diferencia del año anterior, el clima en el ciclo 2017/18 no fue muy favorable para la agricultura (en particular la de ciclo invernal) pero –en cambio- fue muy bueno para las producciones pecuarias por las lluvias y también por un invierno muy benigno. En contrapartida la producción frutícola enfrentará un panorama muy complicado en 2017/18, justamente porque ese invierno benigno no permitió la acumulación de las horas necesarias de frío para obtener una adecuada cosecha. En relación a los mercados internacionales, los precios de los productos del agro en general se han mantenido relativamente bajos, aunque estables. Los análisis de coyuntura de los diferentes rubros que se presentan en el Anuario analizan en detalle todos estos efectos.

En la primera sección se presenta un artículo sobre la situación y perspectivas de las cadenas agroindustriales, en el que se hace un abordaje del sector en su conjunto, incluyendo como todos los años una primera estimación de lo que sería el PIB agropecuario para este año 2017 y para el año próximo. Para la elaboración de este artículo se tienen en cuenta las previsiones contenidas en los diferentes análisis de las15cadenas agroindustriales más importantes, que se incluyen también en esta primera sección del anuario.  

La segunda sección agrupa 20artículos que refieren al diseño, avances o ajustes en las políticas del MGAP. Dentro de los temas más tradicionales se presentan los avances en las políticas de seguros y gestión de riesgos, el régimen de promoción de inversiones y la estimación de la recaudación y la presión fiscal. También hay artículos que refieren a los avances en la construcción del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, en los planes de desarrollo sostenibles en la lechería, en el diseño de un registro de pérdidas y daños, en la situación actual de la acuicultura y en las políticas destinadas a la granja (planes de riego, programa de manejo regional de plagas,buenas prácticas agrícolas, programa de microcrédito y el Registro Nacional Frutihortícola).

Finalmente, se presentan artículos que refieren a: la consolidación de la Dirección General de Control de Inocuidad Alimentaria, al inicio del programa de promoción de la Conciencia Agropecuaria, la articulación de espacios público-privados para el desarrollo de políticas sanitarias, la presentación de una nueva cartografía de suelos, el estado actual del desarrollo del cultivo del cáñamo industrial y los aportes del país hacia un enfoque de los servicios ecosistémicos.

La sección de Estudios contiene otros 15 trabajos en áreas muy diversas,que tienen como objetivo generar conocimiento para contribuir a mejorar la capacidad de propuesta de la oficina para el diseño y la evaluación de políticas agropecuarias. Se presentan en este capítulo 5 artículos que refieren a resultados de las acciones que la oficina viene realizando en el área de la evaluación de políticas, en algunos casos se presentan los resultados de la evaluación de impacto de algunos programas o proyectos concretos, en otros la definición de la líneas de base para las evaluaciones y en otros se plantean las estrategias de evaluaciones en curso. Un par de artículos refieren a la situación del  empleo agropecuario, uno de ellos plantea un enfoque prospectivo sobre la posible demanda futura y el otro hace un mapeo de la oferta actual de capacitación.

Otros artículos refieren a las exportaciones de ganado en pie, el comercio exterior de productos agropecuarios, la caracterización socioeconómica de la actividad agropecuaria en la cuenca del Rio Santa Lucía, la estacionalidad de los precios hortifrutícolas, la evolución de la productividad de la lechería, las oportunidades de desarrollo del cultivo de la colza en el país y finalmente un par de artículos sobre logística.

Presentar este año el Anuario 25º de OPYPA implica reconocer el esfuerzo de todos aquellos que han pasado en este último cuarto de siglo por la oficina, contribuyendo a que esto sea posible. En este momento debemos reconocer especialmente al equipo actual, que hoy está comprometido con la oficina y tiene la responsabilidad directa en los contenidos que se presentan en este Anuario; un equipo que se está renovando, integrado por nuevas generaciones que serán responsables de que el Anuario de OPYPA siga vigenteen el futuro.