Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Logo Dirección General de Servicios Ganaderos

Preguntas frencuentes

20/10/2016

Carga inicial o pie de baño: Es la mezcla inicial de concentrado químico en agua a la dilución recomendada por los fabricantes, para preparar el líquido del baño en la concentración aconsejada.

Reposición y Refuerzo: Es la adición de concentrado más agua en una cantidad más alta que la concentración de carga, para compensar el agotamiento.

Refuerzo en seco: Es la suplementación de concentrado el baño sin la adición de agua. Esto compensa el agotamiento y mantiene una concentración constante a medida que el volumen del baño se reduce.

Agotamiento: Es el proceso por el cual la concentración del acaricida en el líquido del baño se reduce por la pérdida de partículas químicas filtradas al pasar el líquido a través del pelo del ganado vacuno.

Capacidad: Es el volumen de líquido en el foso cuando se llena al nivel óptimo de trabajo.

Eficacia: La eficacia de un baño de ganado vacuno está afectada por diferentes factores:

Concentración: Cuando la concentración del acaricida es correcta, el control es bueno y el costo razonable. La concentración en el líquido del baño se puede alterar por inundaciones, por evaporación, por filtración, debido a una construcción deficiente o por agotamiento. Un muestreo deficiente da resultados analíticos equivocados y por consiguiente, ajustes incorrectos de la concentración del líquido del baño.

Contaminación: Contaminantes como el estiércol, la tierra y los pelos aumentan el agotamiento y causan un rápido descenso de la concentración de acaricida.

Agitación: La agitación de líquido del baño es necesaria para distribuir uniformemente las partículas de acaricida por todo el líquido.
Muestreo y análisis: La toma de muestras y los análisis son necesarios para mantener la concentración del baño. Los resultados analíticos, en el mejor de los casos, solamente pueden ser tan buenos como la muestra a partir de la cual se han obtenido.

Extraído de: FAO (1987), “El control de las garrapatas y de las enfermedades que transmiten”, Manual práctico de campo. Volumen 1.