Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

LogoDirección General de Servicios Agrícolas

Disuasión

27/10/2016

Dado que las palomas de plaza no tienen naturalmente sonidos de alerta o alarma, los métodos repelentes auditivos no son muy efectivos. Los repelentes que producen ruidos son molestos para los operarios y producen acostumbramiento en las palomas de plaza. Los repelentes ultrasónicos no son efectivos en palomas de plaza ni en gorriones. Luces en movimiento, banderines o cintas de colores tampoco son efectivos. La pirotecnia puede tener un efecto temporario pero difícil de implementar en un silo donde hay operarios por el ruido que ocasiona. Los ruidos de disparos provenientes de rifles de aire comprimidos tienen algún efecto pero también puede ser molesto. Todos estos repelentes deben ser cambiados de posición frecuentemente (por ejemplo cada dos o tres días) para que no se produzca acostumbramiento.

No obstante, repelentes visuales y acústicos usados en conjunto tienen mayor efecto. Tanto repelentes visuales como sonoros deben ser utilizados al menos todos los días durante una semana para que sean efectivos.

Las aves pueden ser repelidas con el uso de agua a presión, pero el método debe ser usado con frecuencia.

Los repelentes químicos registrados para el control de otras especies de palomas no se aconsejan en este caso, sobre todo para grandes áreas como los silos por el costo y las frecuentes re-aplicaciones que deberían hacerse.

Tampoco el control letal es aconsejable, no solo porque esta prohibido por ley, sino por los efectos secundarios sobre el resto de la fauna, así como la posibilidad de envenenamiento de otras especies domésticas u otras aves silvestres no-blanco.

El trampeo y la re-localización o eutanasia pueden ser una opción efectiva si se sabe manejar estos elementos y se cuenta con personal para ello.

El uso de armas de fuego para espantar pequeños grupos de aves es factible, pero el silo debe estar lo suficientemente lejos de lo permitido por la ley (3 Km. de cualquier escuela o centro poblado) y debe ser persistente.

La destrucción de nidos y huevos si se hace cada dos semanas puede ser efectiva, pero siempre debe ir acompañado por otros métodos de control, especialmente la exclusión. Para sitios de difícil acceso debe utilizarse una pértiga con un gancho en el extremo. El material de los nidos debe ser destruido para evitar la re-utilización de los mismos.
   
Bibliografía consultada
Boren J. y Hurd, B.J. 1998. Controlling Nuisance Birds in New Mexico. New Mexico State University. Cooperative Extension Service. Guide L-212.

Brown, C.S. 2002. APHIS-WS Eastern Region . Decision And Finding of no significant impact for Reducing pigeon, European Starling, Common Grackle, Brown-headed Cowbird and House Sparrow damage through an Integrated Wildlife Damage Management Program in Pennsylvania.

Cress. D. C. 1998. Structural Pest Control Category 7E . Pesticide Application Training Manual. Agricultural Experiment Station and Cooperative Extension Service Kansas State University .

Fitzwater, W. D. 1994. House sparrows. Prevention and Control of Wildlife Damage, Great Plains Agricultural Council, University of Nebraska, Lincoln, Nebraska.

Montana Department of Agriculture, 2004. Pest Management For Grain Storage and Fumigation Seed Treatment -Pest Control- Grain Storage & Seed Treatment Facilities

Taunton Deane Borough Council Environmental Protection Team 2005. Pest Control leaflets, Pigeons. England

Williams, D. E., and R. M. Corrigan. 1994. Pigeons (rock doves). Prevention and Control of Wildlife Damage, Great Plains Agricultural Council, University of Nebraska, Lincoln, Nebraska.