Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Logo Unidad de Asuntos Internacionales

Benech destacó importancia de difundir aspectos diferenciales de productos para comerciar con China

01/11/2019

Tras recorrer dos de las principales industrias en Mongolia interior, acompañado por cuatro empresas uruguayas, El ministro Enzo Benech mostró optimismo por mejorar el comercio con China para incrementar la exportación láctea. ”Afianzar las relaciones comerciales es posible salvando las distancias de escalas, porque somos complementarios. El desafío es diferenciar y poner mayor valor agregado a nuestro sector”, afirmó.

“En este momento, estamos en Mongolia interior, provincia autónoma de China y principal zona lechera, acompañados por los directores del ministerio y representantes de cuatro empresas lácteas uruguayas que aprovechan para intercambiar conocimiento con sus pares chinas”, expresó el ministro de Ganadería, Enzo Benech, en entrevista telefónica con la Secretaría de Comunicación Institucional.

Detalló que la primera firma visitada es Mengniu, una empresa con 20 años de funcionamiento que en el presente ordeña un millón de vacas holando. Sus productos principales son leche líquida, leche en polvo, yogur, helado y queso. Ha establecido 38 bases de producción dentro de China, una en Nueva Zelanda y otra en Indonesia. Tiene como principales accionistas a China Oil and Food Corportation (COFCO) y a Danone. Se trata de la segunda mayor empresa láctea de China, con la cual Conaprole ya colabora como proveedor de leche en polvo. “Ordeñan un millón de vacas por día y en todo Uruguay hay 400.000, para que quede claro la diferencia de escala”, ejemplificó.

La segunda empresa que visitaron, Mengyang, se dedica a la reproducción, cría, faena y procesamiento de ganado ovino, con un nivel tecnológico muy desarrollado. Se ubica en una zona muy árida, donde llueve 300 milímetros por año y es necesario mantener al ganado en el mismo establecimiento durante toda su vida.

El entrevistado recordó que en Uruguay está instalado el mayor accionario de esta empresa, COFCO International, en la terminal granelera de Nueva Palmira. También administra filiales en Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y recientemente en Indonesia. “Los invitamos a conocer Uruguay, cosa que recibieron con agrado, y en pocos meses vendrá una delegación”, aludió.

“Los costos son altos, pero es un país que piensa duplicar la cantidad de vacas en los próximos años. Eso genera muchas posibilidades de acuerdos comerciales entre Uruguay y China, hacemos conocer las buenas condiciones productivas que tenemos”, mencionó el secretario de Estado.

“Hicimos mucho hincapié en lograr acuerdos comerciales de desarrollo conjunto y tratar de vender la producción láctea. Las cuatro empresas presentes intercambiaron experiencia y vivencia. Afianzar las relaciones comerciales es posible, salvando las distancias de escalas, pero somos países complementarios. En ese escenario, el desafío es diferenciar nuestra producción, ponerle mayor valor agregado para un consumidor chino que tiene un ingreso superior y que se ha occidentalizado en los hábitos alimentarios; el consumo lácteo está creciendo”, subrayó Benech.

Según informa el Instituto Nacional de la Leche (Inale), la industria láctea de China alcanzó un grado de desarrollo tecnológico muy avanzado, pero es deficitario en producción y debe importar principalmente leche en polvo entera para reconstituir y elaborar otros productos para el consumo final, además de muzzarella para pizzas de cadenas de comida rápida y leche UHT, ante una creciente demanda de una clase media en auge y cada vez más exigente en el consumo de proteínas de origen animal.

También detalla que la mayor inserción del sector en China es un desafío para Uruguay, con oportunidades de negocios muy interesantes, en el sentido que las compañías chinas están ávidas de diversificar proveedores y Uruguay podría perfectamente posicionarse con más fuerza en el mercado, sintetizó el ministro.