Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

LogoDirección General de Servicios Agrícolas

Ministro Benech recorrió el Laboratorio de Cereales y Oleaginosos en Dolores

23/07/2019

Aseguró que, con una inversión de US$ 1,5 millones y tecnología de última generación, permite dar garantía de calidad a los granos que se exportan

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Enzo Benech, recorrió este lunes las instalaciones del Laboratorio de Cereales y Oleaginosos (LCO) de la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) en Dolores, Soriano. Desde hace dos años funciona en un nuevo edificio luego de una inversión de US$ 1,5 millones y con tecnología de última generación. (Ver galería de imágenes del laboratorio, al pie)

Acompañado por el director de la DGSA, Federico Montes, y de Asuntos Internacionales, Rodolfo Camarosano, funcionarios del laboratorio y un grupo de periodistas locales, Benech remarcó el valor del trabajo que se realiza al señalar que “somos un país exportador que necesitamos vender granos de alta calidad. Por eso tenemos este laboratorio, que nos permite analizar los granos que exportamos y responder como país a las exigencias de los mercados internacionales”.

El secretario de Estado recordó que en los últimos años “Uruguay suscribió acuerdos con los principales países compradores respecto al tipo de granos que nos piden y a la presencia de malezas” y agregó que con este laboratorio en Dolores “se busca respaldar esos acuerdos, dar garantías acerca del grano que se envía”.

Benech dijo que hay que separar la acción del gobierno de la actividad del sector privado. Dijo que el gobierno negocia la normativa, como el protocolo de soja firmado en 2016 con China que identificó 10 malezas que no pueden tener los granos que se venden, pero “los negocios los hacen los privados”.

“Nos interesa que todos respeten las normas que el gobierno negoció con China”, que es el principal destino de la soja uruguaya, afirmó el titular del MGAP.

Benech destacó que, así como se trabaja en la buena calidad de la soja que se exporta, en el laboratorio de Dolores también examina “la buena calidad panadera del trigo que consume la población”.

Uruguay exportador de proteínas

Por su parte, el director de la DGSA subrayó que Uruguay no exporta soja o trigo, sino que “es un país exportador de proteínas”, es decir de alimentos al mundo, y sobre esa visión “construimos un bien público que ya tiene una larga trayectoria”, en alusión al trabajo de articulación institucional.

Montes destacó en ese sentido la “larga trayectoria” de caracterización del trigo junto al Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), analizando los valores de proteína del cereal. El jerarca recordó “el aporte de los cursos de capacitación” del Instituto Nacional de Semillas (Inase) luego de la firma del protocolo con China respecto al reconocimiento de 10 tipos de malezas en semillas de soja.

Con el concepto de exportadores de proteínas, Montes reveló que el grano de soja de la última zafra en curso alcanzó entre 39% y 40% de valor de proteína, superando en casi dos puntos porcentuales al de la soja argentina. “Eso provocó que los barcos llegaran primero a cargar en los puertos uruguayos”, recordó el director de la DGSA.

Certificar los vegetales de exportación

En el área de la División de Análisis y Diagnóstico (DAD) de la DGSA, en cuyos laboratorios de Montevideo y Dolores trabaja un equipo multidisciplinario de 33 personas, el de Dolores analiza muestras de soja, trigo, sorgo y colza, entre otros cultivos.

El Laboratorio de Cereales y Oleaginosos de Dolores en su trabajo cotidiano recolecta además datos para convertirse en un laboratorio de referencia nacional y, en el corto plazo, también en arbitral de apoyo a los productores en el camino de la exportación de granos de calidad.

En 2018, realizó 6.608 análisis de muestras de soja procedentes de chacras, de puertos y auditorías, y de trigo en locales de acopio. En 2019, al 5 de julio pasado, suma 4.374 análisis de muestras de soja y trigo, según datos oficiales.

Al mismo tiempo, la DAD emprendió en 2017 el camino de la acreditación a través del Organismo Uruguayo de Acreditación (OUA), máxima autoridad en la materia, lo que le permite demostrar la competencia técnica de los laboratorios de ensayo, pues siguiendo una norma se demuestra transparencia e imparcialidad.