Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

LogoDirección General de Servicios Agrícolas

Área bajo monitoreo satelital de aplicaciones de agroquímicos se cuadruplicará en 2020 y llegará a 400 mil hectáreas

20/11/2019

En 2020 se espera también mayor participación de productores, empresarios y equipos de aplicación de fitosanitarios al renovarse el compromiso entre Servicios Agrícolas y la Rural de Soriano

El monitoreo satelital de las aplicaciones de agroquímicos se extenderá a 400.000 hectáreas de cultivos en 2020 al renovarse el compromiso entre la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y la Asociación Rural de Soriano (ARS).

Al vencer en octubre pasado el primer año de un Plan Piloto impulsado la DGSA en conjunto con la ARS, ambas partes decidieron renovarlo para 2020 abarcando una mayor superficie de cultivos, que representa aproximadamente 40% del millón de hectáreas dedicadas a la agricultura en el país.

Durante una actividad de evaluación del proyecto realizada este martes 19 de octubre en la sede de la ARS, en Mercedes, el presidente de la gremial de productores, Jorge Andrés Rodríguez agradeció a los productores y propietarios de equipos de aplicación de agroquímicos “por abrir sus empresas” para esta iniciativa que se proyecta como una política de Estado.

Cabe recordar que en el primer año de ejecución participaron 33 equipos de aplicaciones de fitosanitarios en el país (29 terrestres y 4 aéreas). A partir de la expansión del área en 2020, se espera el consiguiente incremento de la participación productores, empresas y equipos.

Herramienta de diferenciación

En una breve intervención, el director de la DGSA, Federico Montes, agradeció a la Rural de Soriano “por confiar en nosotros, como lo hizo antes con los planes de uso y manejo de los suelos” y remarcó la importancia de contar con su aporte de ideas para enriquecer el proyecto.

Montes dijo que Uruguay “debe posicionarse como un país productor de alimentos de calidad” en un mundo que “cada vez nos reclama más inocuidad”. Ello supone “un compromiso con la salud y el ambiente usando la herramienta de la diferenciación”.

El jerarca recordó a las 33 empresas de aplicaciones “que confiaron en esta herramienta que tiene gran importancia porque nos permite hacer análisis de residuos en los cultivos, en el suelo y en el agua”.

Un periodista interrumpió a Montes para preguntarle cómo se lo explicaría a Doña María, y el director de la DGSA respondió: “Hay normas claras (sobre el uso de agroquímicos) y si se cumplen quiere decir que el productor lo está haciendo bien y la ciudadanía puede saberlo, controlarlo y sancionar si no se cumple”.

“Hoy tenemos 100.000 hectáreas monitoreadas y serán 400.000 hectáreas el año próximo. Estamos en el corazón agrícola del país”, dijo Montes en alusión al departamento de Soriano, “y esperamos que 100 equipos más se conecten voluntariamente”.

Luego comparó la trascendencia del proyecto de monitoreo de aplicaciones con la trazabilidad del ganado vacuno, que empezó en forma voluntaria con 500.000 caravanas en 2004, y con los planes de uso y manejo de los suelos.

“La oportunidad de mostrar al mundo cómo producimos hará crecer la adhesión”, subrayó Montes, y aseguró: “En un tiempo breve, el mundo solo demandará alimentos de países que respeten el cuidado de la salud y el medio ambiente. Y esa será una diferenciación que tendrá un valor adicional”.

Sin marcha atrás y pensando en el futuro

En varias intervenciones, el presidente de la ARS reafirmó el compromiso de la gremial ruralista. “Si seguimos dando pasos, vemos viable pasar el año próximo a monitorear las 400.000 hectáreas y que la gente adopte la herramienta”.

Rodríguez, quien formó parte semanas atrás de la delegación que encabezó el titular del MGAP, Enzo Benech, en China dijo que contaban la implementación del monitoreo satelital “nos sentíamos en el camino correcto”. Y agregó que es necesario “conservar (los recursos) para las generaciones futuras”.

Por ese camino, “la licencia social pasa a ser una ventaja”, enfatizó el presidente de la ARS, y adelantó que en la próximo Expoactiva Nacional la ciudadanía tendrá la oportunidad de ver el proyecto. Además, Rodríguez dijo que “debería establecerse como una política de Estado”.

La segunda parte de la actividad en la sede de la ARS fue abierta a productores y empresarios del sector. En esa instancia, los técnicos de la DGSA presentaron una evaluación del proyecto y se entregaron a los aplicadores de agroquímicos stikers de reconocimiento que decían “Equipo aprobado”.

En la exposición de evaluación se conoció que en el primer año del proyecto se monitorearon en tiempo real 4.173 aplicaciones de agroquímicos y “no hubo ninguna denuncia”, según reveló Natalia Queheille.