Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

LogoDirección General de Servicios Agrícolas

Uruguay reafirmó su estrategia en cumbre de sanidad vegetal

03/05/2019

Los países integrantes de la FAO repasaron en dos días en Roma las luces y sombras de la producción y el comercio mundial de alimentos

Uruguay reafirmó en una cumbre de sanidad vegetal la búsqueda de “ser un país confiable en la producción de alimentos de calidad e inocuidad”, en un escenario donde “crece la demanda de más seguridad en el comercio”, aseguró Federico Montes, director de la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Montes participó junto al director de la División Protección Agrícola de la DGSA, Mario de los Santos, en la 14ª Reunión de la Comisión de Medidas Fitosanitarias, realizada en Roma en el ámbito de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés) que integran 188 países.

La Comisión forma parte de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, que es la máxima autoridad mundial en sanidad vegetal. Si bien la Comisión no adopta resoluciones, analiza problemas fitosanitarios para resolverlos, lo que deriva en marcar una visión y un camino hacia adelante.

En la última reunión en Roma, los días 4 y 5 de abril pasado, se analizó el tema de facilitar el comercio, a condición de que sea seguro; encaminar las certificaciones para que sean electrónicas; y llegar a establecer normas uniformes y claras, por producto, iguales para todos los países, reseñó Montes.

“El comercio mundial va bien, pero lo sobrevuela el temor de los países a contraer plagas exóticas debido a su adaptación al ambiente por los efectos del cambio climático”, remarcó el director de la DGSA. “Un ejemplo claro fue el cuestionamiento que se hizo a las ayudas humanitarias, reclamándose que también sean certificadas”, acotó.

Sacándole jugo a la cumbre

Más allá de la reunión de la Comisión de Medidas Fitosanitarias, otro escenario se levantó en el enorme edificio que es sede de la FAO en la capital italiana: los encuentros bilaterales. En el caso de Uruguay, se convirtieron de un campo fértil para avanzar en una de sus prioridades: el acceso y la diversificación de mercados para sus productos.

Montes señaló que así fue como se logró en esta ocasión la aprobación del gobierno de México al ingreso de arroz uruguayo con cáscara (sin industrializar), una opción más que habrá que explorar por parte de los productores y la industria para la exportación del cereal.

Hubo también reuniones con representantes de Filipinas para negociar la apertura de ese mercado para la fruta cítrica y el arroz uruguayos, así como una reunión con Ecuador y Colombia para la colocación de semillas.

Hubo encuentros con los países del Mercosur y sondeos comerciales con la India. Todos esos contactos “han sido muy oportunos para hacer consultas y avanzar en los proyectos que tenemos”, sintetizó el director de la DGSA.