Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Logo Dirección General de Recursos Naturales

Se está desarrollando el taller regional sobre recursos fitogenéticos y derechos de los agricultores

06/08/2019

El Taller de capacitación en America Latina y el Caribe sobre Conservación, Uso sostenible de los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura y los Derechos de los Agricultores se realiza del 5 al 8 de agosto, en el Hotel Palladium.

Durante la apertura disertaron el Director de Recursos Naturales, Fernando García Prechac, el Director Nacional de Dinama, Alejandro Nario, el Secretario de la ITPGRFA, Mario Mario y el punto focal en Uruguay en esta materia, Marcos Martínez. (Audios al pie)

Durante las jornadas se presenta un proyecto para articular, a nivel nacional, la gobernanza, la gestión colectiva y el conocimiento asociados a la diversidad genética en la agricultura familiar y campesina del Uruguay en el marco del taller regional del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (TIRFAA), apoyado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.  
El proyecto de articulación nacional para la gobernanza y gestión colectiva de la diversidad genética y sus conocimientos asociados en la Agricultura Familiar y Campesina del Uruguay fue seleccionado por la cuarta convocatoria del Fondo de Distribución de Beneficios del TIRFAA, está previsto que se implemente durante tres años con un presupuesto total de 400.000 dólares, del cual 248.400 serán aportados por el fondo del TIRFAA.

La Red Nacional de Semillas Nativas y Criollas, la Red de Agroecología del Uruguay y la Comisión Nacional de Fomento Rural, que presentaron la iniciativa al fondo serán las organizaciones a cargo de ejecutarlo, en articulación con la Universidad de la República y el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria.

En el marco de ese proyecto se prevé la creación de Centros Comunitarios Regionales de Respaldo de Agrobiodiversidad gestionados por productores rurales y urbanos que darán respaldo y acceso a semillas, brindarán capacitaciones e información sobre el uso y los valores alimentarios de las semillas seleccionadas.

También se trabajará con parcelas de evaluación, multiplicación, fito-mejoramiento participativo y jardines de introducción en predios de agricultores. Está previsto además que se documente el proceso para caracterizar las variedades y elaborar materiales de difusión que servirán a la divulgación de los resultados del proyecto en jornadas, encuentros regionales y nacionales, así como a la elaboración de manuales de cultivo y uso para agricultores familiares, instituciones de investigación y educativas rurales y urbanas.

Por otro lado, está previsto que el proyecto brinde contribución en espacios de formación docente, eventos de difusión de tecnologías apropiadas, foros y encuentros organizados o auspiciados por las organizaciones, además de promover tesis de grado y posgrado, pasantías y proyectos de investigación vinculados a los cometidos del proyecto.

Conservación, uso sostenible y los derechos de los agricultores

Este lanzamiento tuvo lugar durante un taller de capacitación sobre conservación, uso sostenible de los recursos fitogenéticos para la agricultura y la alimentación y los derechos de los agricultores en América Latina y el Caribe, del cual participan, hasta el jueves 8 de agosto, representantes de 14 países de la región además de organizaciones no gubernamentales.

“Éste tratado fue ratificado en Uruguay por una ley, por lo tanto, es vinculante, se integró a la norma pública y dentro de esa ley, lo que se establece es, primero, garantizar las obligaciones que se toman con el tratado que son sobre todo de intercambio y cooperación. En segundo lugar, cooperación sobre todo para la prospección, la conservación y la buena utilización de los recursos para la alimentación y para su uso sostenible, dentro de lo cual el mantenimiento de la diversidad genética es clave”, dijo el director de Recursos Naturales del Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), Fernando García Prèchac.

“Vale la pena destacar que Uruguay ha logrado un proyecto, a través de fondos concursables disponibles para esto a nivel internacional, en base al cual lo que se pretende es empezar a organizar un sistema nacional, con la cooperación de los productores y de las instituciones involucradas del país, para tener una especie de sistema para lograr los objetivos de este tratado”, agregó.

“El TIRFAA es el único instrumento internacional que tiene como objetivo primario salvar, compartir y cuidar los vegetales para alimentar al mundo”, de acuerdo a lo dicho por Mario Marino de la Secretaría del Tratado Internacional, ejercida por la FAO.

Continuó destacando que es necesario “asegurar que las plantas continúen existiendo y sigan brindando alimento y nutrición a todas las personas del mundo y en particular en un momento en el cual enfrentamos una pérdida masiva de la biodiversidad, debido al cambio climático y otros factores”.

El TIRFAA es el primer instrumento internacional legalmente vinculante que reconoce formalmente la enorme contribución de los pequeños agricultores y las comunidades indígenas y llama a preservar su derecho a proteger, utilizar e intercambiar sus semillas. Este es un aspecto central abordado por la capacitación brindada en Montevideo.

"La visión de lo regional es clave en los temas ambientales, pero también en los temas agropecuarios, el poder compartir experiencias de lo que estamos viviendo cada país y cómo podemos apalancarnos en conjunto creo que es clave en un pensamiento de desarrollo con una mirada regional, así que quería agradecer el apoyo de la FAO en esa lógica", dijo por su parte el Director Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) del Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Alejandro Nario. 

El jerarca de la DINAMA destacó en particular la importancia de la cooperación regional y también del trabajo enconjunto entre ministerios en estos ámbitos, así como el hecho que le proyecto apoyado por el fondo del TIRFA integrara a la sociedad civil en su funcionamiento. 

Vicente Plata, Oficial a Cargo y Representante Asistente de la FAO en Uruguay, destacó la importancia del TIRFAA a ese nivel y en la conservación de la biodiversidad como parte del objetivo mayor de la FAO de luchar contra el hambre y proveer nutrición al mundo.

Por último, señaló que “es muy importante que Uruguay pueda participar y tener un rol central en instancias como el TIRFAA en general y este taller en particular además de beneficiarse del apoyo para el proyecto de gobernanza y gestión colectiva de la diversidad genética que se acaba de anunciar”.

La reunión en Montevideo es llevada adelante por la Secretaría del Tratado, la Representación de la FAO en Uruguay y la Unidad de Campo Natural del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay.

Tiene como objetivos asegurar el intercambio de experiencias sobre los derechos de los agricultores a la conservación y al uso sostenible de las semillas y los recursos fitogenéticos así como preparar la Octava reunión del Órgano Rector del TIRFAA, prevista del 11 al 19 de noviembre en Roma, Italia. La última jornada del encuentro estará destinada a una visita de campo al Banco de Germoplasma del Uruguay, en la sede del INIA de la Estanzuela y al Banco comunitario de semillas y de fitomejoramiento participativo del Centro Emmanuel en Colonia.