Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Encuentro Nacional de Juventudes Rurales sigue dando que hablar...

30/08/2018

El Encuentro Nacional de Juventudes Rurales, realizado el 27 de agosto, en el Día de la Juventud Rural, fue posible al trabajo coordinado de diversos organismos públicos y organizaciones rurales. La tarea de la comisión organizadora, integrada también por jóvenes rurales, llevó meses de reuniones de planificación. A través de distintos talleres se buscó conocer de primera mano qué es lo que los jóvenes del medio rural tienen para decir para luego pensar en una política más integral para las juventudes rurales.

Melina Rodríguez viene del departamento de Salto y representa a Comisión Nacional de Fomento Rural. Participó en la organización del encuentro desde la Comisión de Juventud Rural de la Reunión Especializada de la Agricultura Familiar (CJR/REAF): “Las reuniones de planificación con las instituciones públicas que acompañaron y las organizaciones que participan en la Comisión de Juventud de la REAF, llevaron buen tiempo… Estuvimos trabajando en un logo y un slogan que identificara al encuentro; lo propusimos los jóvenes… Se definió ‘Nuestro tiempo es ahora’, tratando de erradicar la idea de que los jóvenes son el futuro, promoviendo que el tiempo de los jóvenes es ahora y que nosotros, participando, y hoy, en el presente, podemos proponer acciones”, señaló.

El propósito del encuentro fue generar talleres sobre distintas temáticas que competen a los jóvenes: “Eran temas que se venían trabajando previamente en la agenda de la Comisión y a su vez se hizo una encuesta donde los jóvenes también participaron definiendo qué temas querían que se trabajaran. El objetivo de los talleres era identificar problemas y luego identificar propuestas o acciones para solucionar esas problemáticas que tienen los jóvenes hoy en el medio rural”.

Los jóvenes quedaron muy conformes con la participación: “Desde la organización, cuando pensábamos en la participación de 260 jóvenes, lo veíamos como un sueño… Había que remarla y trabajar para llegar, pero hoy, viendo que llegamos a más de 200 jóvenes, verlos participando, que vinieron de las organizaciones, de las Mesas de Desarrollo… quedamos contentos. Para ser el primer encuentro, las expectativas fueron colmadas. Esperemos que arroje un buen resultado y que podamos seguir trabajando a futuro”, concluyó la joven.

 

Construyendo diálogo

El director general de Desarrollo Rural, José Olascuaga, también se mostró muy conforme con el encuentro, del que destacó la amplia participación: “Con más de 200 jóvenes de todo el país, de todos los rincones y que vienen de distintas experiencias de vida, de trabajo, con diferentes inquietudes y demandas de lo que deberían hacer las políticas públicas para la juventud rural”.

“Estamos construyendo diálogo para a partir de eso construir una política pública más integral, más ordenada, más coherente y que dé respuesta a las necesidades reales de los jóvenes, por eso esta convocatoria tan amplia y esta metodología de trabajo con grupos, con talleres de discusión”, dijo Olascuaga.

Agregó que “también fue un evento de celebración, de convivencia, de disfrute, de intercambio, una oportunidad para que los jóvenes de distintos puntos del país se conozcan, intercambien experiencias, intercambien contactos…”.

 

Un ámbito de escucha y trabajo articulado

“Para la institucionalidad pública es un desafío porque requiere un trabajo articulado y coordinado. Las necesidades y los requerimientos de los jóvenes son diversos. Los jóvenes rurales no sólo apuntan a las soluciones productivas, sino que también tienen inquietudes vinculadas a los aspectos culturales, sociales, recreativos, ambientales y también vinculadas a la posibilidad de construir sus proyectos de vida en el medio rural: lo vinculado al trabajo, a la producción, a la vivienda, al acceso a servicios, a la educación… Todo eso estuvo presente en las temáticas de los talleres”, dijo el director de Desarrollo Rural.

“La importancia del evento radicó en tener un ámbito privilegiado para escuchar qué es lo que los jóvenes del medio rural tienen para decirnos, sin interlocutores, sin intermediarios, directamente, y la propia organización de esta actividad puso en juego un esfuerzo fuerte de articulación entre organismos: la Dirección General de Desarrollo Rural, el Instituto Nacional de la Juventud, el Instituto Nacional de Colonización, al que se fueron sumando otros como el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Mevir, la Secretaría de Deportes de Presidencia, la Intendencia de Canelones… Aspiramos que en la construcción de esa política integral de juventud rural se sumen muchos más”, concluyó Olascuaga.