Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Con auspicio de la DGDR, se realizó el Segundo Encuentro del Ovino y la Granja

22/02/2019

Los días 16 y 17 de febrero se realizó el Segundo Encuentro del Ovino y la Granja en el departamento de Canelones. La actividad contó con el respaldo de la Sociedad de Fomento Rural Rincón del Colorado y la Sociedad de Fomento Rural de Bella Vista y el auspicio de la Dirección General de Desarrollo Rural, la Intendencia de Canelones, INIA, INAC, IPA, SUL y el Municipio de los Cerrillos.

En el encuentro hubo demostraciones de esquila y de perros de trabajo, entrega de animales del Fondo Rotatorio creado por la asociación civil “Encuentro del Ovino y la Granja”, jura de animales de campo y de bozal, remate, competencia de destrezas, mesas redondas y exposición de maquinaria, insumos agropecuarios y productos frescos, conservas y artesanías de organizaciones de la producción familiar.

 

Construyendo procesos de desarrollo rural

“Este tipo de actividades son una demostración de cómo los procesos de desarrollo rural pueden ser conducidos solamente si se da una participación activa de los actores sociales en el territorio, en conjunto con las instituciones del Estado y los distintos niveles de gobierno”, señaló el director de Desarrollo Rural, José Olascuaga. “Este es un claro ejemplo de dos sociedades de fomento, que trabajando en conjunto, han tenido una iniciativa innovadora de promover un rubro que no es tradicional en el departamento, pero que puede generar oportunidades importantes para los productores familiares. Y en ese sentido, las instituciones públicas tenemos que estar atentas y ser sensibles a este tipo de iniciativas, y acompañarlas y apoyarlas para de esa manera construir juntos procesos de desarrollo rural”, agregó Olascuaga.

Sobre los orígenes de este encuentro, el ingeniero agrónomo Carlos Russi, técnico de la Sociedad de Fomento Rural Bella Vista y Rincón del Colorado, e integrante de la asociación civil “Encuentro del Ovino y la Granja”, comentó: “Este encuentro surgió a través de los proyectos de la Dirección General de Desarrollo Rural, en el marco de la convocatoria “Más Valor Ovino”, en el que participaron dos grupos de productores: uno de la Fomento Bella Vista y el otro de Rincón del Colorado. A raíz de esto se fue dando un relacionamiento normal entre los integrantes de las sociedades de fomento y surgió la idea de generar un espacio de encuentro. Detectamos que había mucha avidez por información del rubro ovino en Canelones y Montevideo Rural, pero que había poca información de las razas a trabajar, de dónde comprar un carnero, una buena hembra... de qué hay que plantar para darles de comer... En general faltaba información, entonces lo que hicimos acá fue generar un espacio, un lugar de encuentro donde los productores pudieran venir y encontrarse con sus pares y generar instancias de información al respecto”.

Según Russi, si bien en el país el stock ovino viene bajando, en Montevideo y Canelones viene subiendo, tanto en número de productores como en cantidad de animales. Sin embargo, reconoce que en estos departamentos “no hay cultura ovina” y por tanto, generar un encuentro de estas características, era fundamental: “Acá tuvimos a dos organizaciones juntas trabajando de manera excepcional (...) se coordinó muy bien y el impacto se potenció”, concluyó Russi.

 

El Fondo Rotatorio

Nuris, otra de las integrantes de la asociación civil “Encuentro del Ovino y la Granja”, destacó la calidad de las razas presentadas en este Encuentro: “Se nota la calidad de las razas que hay y los animales... la exposición de vientres y de reproductores es un placer de mirar; quienes vengan a comprar vientres y reproductores se van a llevar una calidad de raza bien definida y eso está bueno para iniciarse o poder mejorar lo que ya tienen”.

El Fondo Rotatorio de la asociación civil, fue todo un logro: “Nuestro objetivo fue hacer un Fondo Rotatorio para los productores que quieren iniciarse en la producción ovina. Estamos entregando dos razas de ovejas, se están dando diez vientres con un carnero, para hacer una iniciación... Se hizo un seguimiento, se visitó a los productores para que tuvieran las pasturas preparadas para recibir a estos animales, los encierros, y ahora se les va a hacer un seguimiento sanitario, porque es muy importante para nosotros que lleguen con la sanidad bien todos los meses. Estos Fondos Rotatorios van a ser con un seguimiento continuo del técnico de pasturas y de la auxiliar veterinaria”, expresó Nuris. También destacó la cantidad de stand de artesanías y de productos de mujeres rurales y jóvenes de la zona.

 

Iniciándose en el rubro

Ariel Méndez es productor familiar de quesos de cabra y en este Encuentro del Ovino y de la Granja recibió animales del Fondo Rotatorio de la asociación civil. Empezó hace cuatro años, primero con la cría de cabras y después el ordeñe y el posterior procesamiento de la leche para la producción de quesos. Según el productor, la cabra “es un animal muy dócil y bastante adaptable a pequeños predios; se adapta a cualquier condición, se puede criar a campo abierto como estabulado y no representa mayores problemas, siempre y cuando uno controle las enfermedades principales”.

La producción de cabras, es un trabajo lindo para hacer con la familia; integra a la familia y arraiga en el campo”, cuenta.

En el encuentro, Ariel recibió una entrega del Fondo Rotatorio de Ovejas: “La idea es llevar un proceso parecido al de la cabra. La oveja es un animal similar y en mi caso está pensado para producir leche y posteriormente procesarla para hacer quesos”. Según Ariel, tanto la leche de cabra como la de oveja son leches finas y con ellas se puede obtener un valor agregado para hacer redituables los pequeños establecimientos.

Para Ariel, las organizaciones de productores son fundamentales: “Prácticamente, todas las cosas que he conseguido las he conseguido gracias al apoyo de las Sociedades de Fomento. Yo integro dos: Bella Vista y Sin Fronteras, y cualquiera de las dos nos han dado mucho apoyo, desde maquinarias, asesoramiento técnico y también semillas... También la Sociedad de Criadores de Cabras...”

Para Ariel, los programas de apoyo a la producción familiar han sido muy relevantes: “Han sido muy buenos para nosotros, nos han ayudado a afincarnos. El primero que me acuerdo fue el de praderas, recursos naturales, que el Ministerio de Ganadería nos dio para plantar alfalfa, para tener praderas y verdeos, lo que nos ayudó en el tema de la alimentación de los animales”, cuenta el productor. Actualmente está en dos proyectos, uno perteneciente a la Cuenca del Río Santa Lucía (Lechería Sostenible), que busca contribuir a la calidad del agua en la cuenca, y el otro, “Más Agua para el desarrollo rural”, “para combatir los problemas del cambio climático, que nos está golpeando, y este proyecto nos asegura algo tan importante como las fuentes de