Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

MGAP, IICA, IPA, INC y UTEC dan a conocer convenio para la acreditación de saberes de técnicos extensionistas

13/09/2018

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) a través de su Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR) junto al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Instituto Plan Agropecuario (IPA), el Instituto Nacional de Colonización (INC) y la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC) dieron a conocer el convenio recientemente firmado, que enmarca una serie de acciones vinculadas al desarrollo rural, donde se destaca entre otras la creación de un Sistema Nacional de Acreditación de saberes para técnicos extensionistas.

La difusión tuvo lugar este jueves 13 de setiembre en el stand del MGAP en la Expo Prado y estuvieron presentes el Dr. José I. Olascuaga (MGAP/DGDR), la Ing. Agr. Jacqueline Gómez (INC), el Ing. Agr. Alejandra Sarquis (IICA), el Ing. Agr. Mario Pauletti (IPA) y la Licenciada Graciela Do Mato (Consejera UTEC). Participaron de la actividad técnicos extensionistas y productores familiares que fueron parte de todo este proceso de trabajo en conjunto.

Los técnicos extensionistas, tanto públicos como privados, son un eslabón fundamental en la red necesaria para el desarrollo rural de nuestro país. Trabajan día a día y cara a cara con el productor rural y sus organizaciones en proyectos sociales y productivos que apoyan la permanencia de los productores agropecuarios familiares en el medio rural. Generalmente son el nexo entre los productores, sus organizaciones y la institucionalidad pública agropecuaria que trabaja para el desarrollo rural de nuestro país, a partir de los instrumentos existentes para la implementación de las políticas públicas existentes, su mejora y la creación de aquellas que aún no existen y son necesarias. 

El director general de Desarrollo Rural, José Olascuaga, señaló que “este es un trabajo que empezamos realizando junto con la Universidad Tecnológica del Uruguay, con apoyo del IICA y que después sumamos al Instituto Nacional de Colonización y al Plan Agropecuario y lo que busca es complementar la formación y las capacidades que los técnicos extensionistas han ido adquiriendo a lo largo de su trayectoria, reconocer esas capacidades y, sobre ese reconocimiento o acreditación de saberes, trabajar para complementar la formación de los técnicos extensionistas, tanto públicos como privados". Expresó que la labor de transferencia de tecnología y los procesos de desarrollo rural requieren de la participación del conocimiento y “en ese diálogo de saberes, necesitamos profesionales capaces de llevar adelante este proceso”. Según Olascuaga, las personas, a lo largo de su experiencia laboral, van generando conocimientos y habilidades que son importantes reconocer. “Para nosotros, tanto la Dirección de Desarrollo como el Instituto Plan Agropecuario o el Instituto Nacional de Colonización, como organismos que permanentemente estamos necesitando contratar extensionistas para nuestros cuadros técnicos o para que brinden apoyo a los productores, está bueno contar con un mecanismo donde esos extensionistas tengan un reconocimiento de sus capacidades y por otro lado tengan un proceso continuo de formación o de mejora de las capacidades”.

Gracias a este convenio ya se han hecho talleres de trabajo con productores familiares agropecuarios y técnicos públicos y privados para identificar qué perfil o capacidades básicas deben reunir los extensionistas. Sobre esa base, la idea es seguir profundizando y desarrollar procedimientos para identificar y reconocer esas capacidades y ofrecer procesos de formación que sean complementarios.

Alejandra Sarquis, de IICA, expresó que “acá se está validando y reconociendo el conocimiento y la experiencia”.  “Estamos muy orgullosos de estar en este proceso”, dijo. Agregó que otro punto valioso de este acuerdo es el trabajo conjunto de cinco instituciones: “este tipo de convenio no podría funcionar si no estuviéramos juntos trabajando en pos de un mismo objetivo”. Además señaló que este convenio es mucho más amplio y posibilitará trabajar en diferentes ámbitos, en aspectos vinculados a género, juventud, cooperativismo, etcétera.

La Consejera de Universidad Tecnológica del Uruguay, Graciela Do Mato, expresó que la UTEC abordó este tema desde dos puntos de vista: en primer lugar por los jóvenes o no tan jóvenes que no tienen una formación reconocida, y, por otro lado, por los universitarios que no han podido seguir estudiando pero que es necesario reconocerle sus saberes. Recordó que la Universidad Tecnológica es muy joven, que tiene cinco años de funcionamiento: “estamos trabajando en esta línea de atender las demandas que surgen en donde estamos inmersos”, señaló.

El presidente del Instituto Plan Agropecuario, Mario Pauletti, señaló que “esta es una muestra más de la articulación que se hace en las instituciones” y “es una forma de potenciar lo que cada uno sabe hacer”. Destacó que el convenio reconoce la importancia que tiene la extensión en el desarrollo rural y habló de dos componentes esenciales: metodología y técnica: “Reconocer la experiencia que tienen los técnicos es reconocer que hay mucho trillo recorrido”. Reconoció que en IPA se ha trabajado mucho en la parte técnica pero no tanto en la metodología de extensión y que por ello se propusieron trabajar en formar formadores de extensión y recientemente han culminado con éxito un curso de facilitadores en este sentido: “Con esto lo que hacemos es reconocer que hay buenos técnicos y darles un certificado que los avale”, concluyó.

Para finalizar, la presidente del Instituto Nacional de Colonización, Jacqueline Gómez, expresó que “la articulación interinstitucional es el eje de este acuerdo y avanzar en este tema ha sido una definición política”. Destacó la importancia del vínculo interinstitucional, “de aprender a trabajar juntos, escuchar y construir”. Resaltó que un cambio en las políticas públicas en estos años ha sido la participación y que la concreción de este acuerdo hace al reconocimiento de este proceso de formación y capacitación que han hecho los funcionarios de la institucionalidad pública: “un componente fundamental es reconocer el esfuerzo y el trabajo que han hecho los funcionarios de la institucionalidad pública para poder llevar adelante las políticas públicas que hemos construido”. Reconoció que “es de orden poder reconocer ese aprendizaje y los saberes generados” y resaltó la importancia de que se socialicen los conocimientos y que los funcionarios puedan aportar en la formación de otras personas”.