Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Autoridades de MGAP e INAC emitieron mensaje de tranquilidad sobre productos cárnicos importados desde Brasil

22/03/2017

El Ministerio de Ganadería inspecciona el cien por ciento de las partidas de productos cárnicos que ingresan al país, antes de su venta al público, dijo el titular de la cartera, Tabaré Aguerre, al referirse al caso de carne adulterada en Brasil y sus repercusiones en el mercado local. Aseguró que se continuará con los controles, así como con la estrategia para diferenciar la carne uruguaya en el resto del mundo.

Acompañado por las autoridades del Instituto Nacional de Carnes (INAC), el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, señaló, en conferencia de prensa, que se busca llevar tranquilidad a la población en relación con este tema. Al respecto, destacó el carácter "robusto" del sistema sanitario uruguayo y la calidad de la carne nacional, reconocida en más de 140 mercados a los que se exporta el producto.

Aguerre informó que anualmente se realizan entre 8 y 14 auditorías internacionales. De hecho, este martes 21 arribó una misión proveniente de Israel, país que se ubica como el cuarto importador en volumen de la carne uruguaya, acotó.

En el caso de Brasil, el ministro dijo que, de las 21 plantas frigoríficas suspendidas por la autoridad sanitaria, seis están habilitadas para la exportación, de las cuales tres venden a Uruguay.

Aguerre consideró lamentable el episodio y aseguró que no afecta al consumidor uruguayo, por lo que no se tomó ninguna medida excepcional al respecto. No obstante, reconoció que aún “es difícil evaluar la repercusión” que el caso tendrá en el mercado uruguayo.

Añadió que esto permite valorar la estrategia de posicionamiento internacional trazada por Uruguay para la colocación del producto, y enfatizó que “no se hace pensando en que al resto le vaya mal, sino en base a una política de Estado”.

Aguerre explicó que el Ministerio, como autoridad sanitaria, actúa sobre las unidades de la producción y no sobre las marcas del producto. Sostuvo que se inspecciona el cien por ciento de las partidas y se controla que cumpla con los estándares de calidad necesarios. “Hay antecedentes de partidas rechazadas por problemas”, aseguró. Y enfatizó: “Es importante mantener la guardia alta y los controles”.