Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Mujeres rurales fueron distinguidas con un “Morosoli” en reconocimiento al “Espacio Diálogo Mujeres Rurales”

30/11/2017

El “Espacio Diálogo Mujeres Rurales” recibió un premio “Morosoli” Institucional como iniciativa multi-institucional del estado y la sociedad civil. Este espacio surgió en el año 2015, a partir del Encuentro Nacional de Mujeres Rurales organizado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca a través de la Dirección General de Desarrollo Rural, y el Ministerio de Desarrollo Social a través del Instituto Nacional de las Mujeres. 

Del encuentro, que tuvo una dinámica participativa, surgió la agenda de las mujeres rurales, es decir, la plataforma para la política pública que las mujeres rurales pretendían que los distintos organismos públicos llevaran adelante. Las prioridades marcadas por las mujeres rurales evidenciaron la necesidad de tener un abordaje integral de las situaciones por las que atraviesan y realizar acciones interinstitucionales para desarrollar trabajos en coordinación entre el Estado y la sociedad civil. A partir de allí, este ámbito de coordinación ha realizado acciones de difusión, promoción y monitoreo del desarrollo de acciones y políticas públicas.

La entrega de los premios a cargo de la Fundación Lolita Rubial tuvo lugar el sábado 2 de diciembre, en el Teatro Lavalleja de la ciudad de Minas.

“Este reconocimiento es como un mimo”

Silvia Páez, de la Red de Grupos de Mujeres Rurales del Uruguay y Cristina Revetria, de Comisión Nacional de Fomento Rural, fueron las dos mujeres rurales seleccionadas para recibir el reconocimiento: “Hemos sido objeto de esta distinción por integrar un espacio de participación público-privado desde el 15 de octubre de 2015, al cual decidimos llamarle ‘Espacio de Diálogo’”, cuenta. Comenta que este espacio está integrado por las instituciones que en aquel momento sumaron esfuerzos para logar que el Día de la Mujer Rural fuera un éxito, más las organizaciones sociales que siempre trabajan en referencia a lo rural. Cuenta que en los últimos años se han sumado otras instituciones, como la Secretaría de Deportes y el Plan Agropecuario, entre otras. “Todas hemos hecho, de esa sumatoria de acciones, que el hacer y el pensar sean uno solo”, dice con convicción. Según Silvia, con esto se busca que “la condición de la mujer rural se comience a visibilizar algo más”. Recuerda que el encuentro realizado en octubre de 2015, en el Día de la Mujer Rural, sirvió para trabajar siete ejes que hacen referencia a los derechos de las mujeres rurales: tierra, salud, ocio y tiempo libre, y producción, entre otros. “Descubrimos que todas las mujeres pudimos hacer que nos liberáramos de esas cargas que tenemos y pudimos plasmarlas en el documento “Agenda de las Mujeres”, documento del cual nos hemos apropiado…”, indicó. Agregó que cuando comenzaron a trabajar en eso, no lo hicieron pensando en recibir un premio, sino en las acciones que fortalezcan la vida de las mujeres: “una vida que tiene que tener calidad en cantidad de años”.

Desde ese 2015, Silvia siente que ha habido avances: “primero que nada el reconocimiento de la mujer rural como sujeto de derecho; en segundo lugar, saber que temas que hemos colocado (…) han tenido incidencia”. Destacó como ejemplos el proyecto de ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia basada en género. Cuenta que por incidencia de las mujeres se logró que fueran considerados 10 de 13 puntos que querían suprimirse. También comenta que han tenido incidencia en cuanto al tema salud, vinculado a las Rondas Asistenciales de Salud o las Ferias de Salud, que es la forma de llegar a las zonas rurales. También mencionó como avance el tema de la co-titularidad de la tierra, en el que también tuvo su incidencia la Red de Grupos de Mujeres Rurales.

Este reconocimiento “es como un mimo; es saber que estamos haciendo cosas y que somos reconocidas”, dice Silvia. “Creo que todo ser humano, una vez que realiza acciones, despliega una revolución positiva y, en este caso, fue un reconocimiento a un trabajo de mujeres rurales; nosotras somos simplemente delegadas, pero el resto de las mujeres rurales van a estar detrás nuestro, empujándonos con su corazón y su espíritu para que esa representatividad sea lo mejor que podamos hacer”.

De interés

La 23ª edición de la entrega de premios “Morosoli” fue declarada de Interés por parte del Ministerio de Educación y Cultura, el Ministerio de Turismo y la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII). Contó además con el auspicio y respaldo de todas las universidades uruguayas, la Cátedra UNESCO de Comunicación Social, de la Asociación de Universidades “Grupo Montevideo”, del Instituto del Cine y Audiovisual del Uruguay, del instituto Nacional de Artes Escénicas, del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable, del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y del Instituto Pasteur de Montevideo.

Se distinguieron con el Premio “Morosoli” a diversas personalidades de la cultura y con el “Morosoli” Institucional a instituciones, fundaciones, comisiones, talleres, instituciones no gubernamentales, emprendimientos empresariales, programas, etc., que hayan desempeñado un papel trascendente en el desarrollo de la cultura e identidad nacionales.