Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

En el Día Internacional de las Mujeres Rurales, MGAP y MIDES presentaron un llamado específico para ellas

15/10/2015

En el Día Internacional de las Mujeres Rurales, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) presentaron el llamado “Somos Mujeres Rurales”. La actividad se realizó en Young, en el Club Uruguay, en un encuentro de mujeres rurales. Un espacio de diálogo, participación y compromiso que surgió del trabajo conjunto entre distintos organismos públicos comprometidos con la temática de la ruralidad, y organizaciones de mujeres y grupos vinculados al trabajo rural.

“Somos mujeres rurales” es una convocatoria a mujeres, a presentar iniciativas para el desarrollo rural sustentable, propuestas de producción o de participación ciudadana con perspectiva de género.
Con esta iniciativa se busca “que las mujeres que están en el medio de nuestra ruralidad puedan ser reconocidas y avanzar en la organización”, señaló la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Mariella Mazzotti.
Del encuentro, que tuvo una dinámica participativa, surgió la agenda de las mujeres rurales, es decir, los temas, la plataforma para la política pública que las mujeres rurales pretenden que los distintos organismos públicos lleven adelante. Según Mazzotti, esto es “un espacio de participación y compromiso hacia el desarrollo productivo con inclusión social, reconociendo el aporte de las mujeres que trabajan en el campo”.

En cuanto a la problemática de la mujer rural, la directora de Inmujeres destacó: “tenemos problemas vinculados al acceso a la tierra, al crédito y a las nuevas tecnologías”. Dijo que para el reconocimiento y participación de las mujeres en el área productiva se requiere legislación que reconozca derechos a las mujeres productoras rurales, e informó que por este motivo se prepararon algunos proyectos de ley que se presentaron en el Parlamento. Mazzotti también
señaló que se necesita profundizar y avanzar en políticas públicas específicas, al igual que contar una línea de trabajo de fortalecimiento de las organizaciones.

“Las mujeres en estos últimos años han planteado como tema de agenda la realidad de las familias rurales y la preocupación porque hay mucha violencia doméstica que ni siquiera se reconoce como tal, ya que todavía, lo que ocurre adentro de la familia se considera como algo natural, no hay conciencia de un problema de violación de los derechos humanos, así que ahí tenemos también un problema muy claro para trabajar”.

Participaron de este encuentro organizaciones como la Asociación de Mujeres Rurales del Uruguay, la Red de Mujeres Uruguayas, Comisión Nacional de Fomento Rural, el Instituto Nacional de Colonización, MGAP e Inmujeres.
Que no se acabe la lucha Orietta Bernardi, una productora rural perteneciente a la Colonia Treinta y Tres Orientales, de Florida, fue una de las tantas mujeres rurales que participó de este encuentro. Se mostró feliz de haber sido parte de la propuesta: “Me pareció un intercambio muy lindo, me encontré con un montón de gente conocida, y creo que encuentros como éste te enriquecen muchísimo como persona”.

Esta mujer rural nos regaló parte de su historia: “Trabajé toda la vida en el campo y me encanta. No lo hago porque sea lo único que sé hacer sino porque realmente me gusta… Me dediqué a la crianza de terneras hembras. Me gusta mucho lo social, dedicarme a tratar de que la gente cree conciencia y se dé cuenta de la importancia que tiene la agricultura, el campo y el pequeño productor, que es el que lleva la comida a la mesa de cada uno de los que están en los pueblos”. Sobre los problemas que día a día enfrentan las mujeres rurales, dijo que “el principal somos nosotras mismas. Nosotras pedimos, solicitamos, ¿pero estamos dispuestas a asumir la responsabilidad del poder que estamos pidiendo? Queremos tener cierto poder de decisión, pero ¿nos animamos a fracasar y a hacernos cargo de ese fracaso cuando tomamos una decisión?” Señaló que “la igualdad empieza por casa”, y para finalizar, dejó un mensaje a todas las mujeres rurales en su día: “que sigan luchando y que apoyen muchísimo a la juventud, que es nuestro reemplazo y en quienes depositamos las esperanzas”.