Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Cuatro Sociedades de Fomento Rural de Salto se organizaron para las compras públicas

29/03/2017

Bajo el paraguas de Comisión Nacional de Fomento Rural, cuatro Sociedades de Fomento Rural vinculadas a la horticultura y fruticultura de Salto -SFR Colonia Ossimani y Llerena (SFRCOyL), SFR Colonia Gestido (SFRCG), SFR Colonia 18 de Julio (SFRC18J) y SFR Salto (SFRS)- se presentaron al llamado “Somos producción familiar, del campo, el río y el mar”, pensando en organizarse para las compras públicas.

Este llamado, propuesto desde el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca a través de la Dirección General de Desarrollo Rural (MGAP/DGDR), en coordinación con MIDES/DINESIL e INACOOP, convocó a productores rurales y pescadores artesanales a fortalecer y mejorar los procesos organizativos, administrativos, productivos y comerciales de sus organizaciones, para poder vender sus productos al Estado amparados en la Ley 19.292 de “Producción Familiar Agropecuaria y Pesca Artesanal”.

Javier Texeira es ingeniero agrónomo y trabaja con Comisión Nacional de Fomento Rural en el litoral del país y con estas cuatro Sociedades de Fomento Rural de base. Cuenta que con los Proyectos de Fortalecimiento Institucional (PFI) que lleva adelante la DGDR hicieron capacitaciones, incluyendo la formación de jóvenes y formación en género. Ahora se presentaron a este llamado “para tratar de sacarle el jugo a la Ley de Compras Públicas”. Quieren estudiar a fondo las oportunidades de negocio a nivel local, para los productores hortícolas de la región y algunos vinculados a los animales de granja, pensando en la producción de huevos caseros.

“Al terminar el proyecto deberíamos tener claro cuáles son los negocios posibles en Salto, cuáles son las herramientas y las formas jurídicas (porque las Sociedades de Fomento tienen limitaciones para hacer negocios), y pensar un plan operativo sobre cómo deberíamos organizarnos para atender la demanda local”, explica Texeira. Sostiene que una de las preocupaciones que tienen es “el desbalance que hay entre oferta y demanda”. Explica que los productores hortícolas de Salto producen para el área metropolitana, lo que, según él, es mucho volumen comparado con lo que a priori conocen de las compras públicas: “Es decir, sólo vendiendo tomate al hospital no vamos a hacer la diferencia, porque es demasiado poco en relación a lo que se produce”. A su vez sostiene que si bien hay muchas compras descentralizadas, éstas son chicas: “Todas las escuelas son compradoras, pero hay que ver qué organización tenemos que tener para llegar a cada una de las escuelas”, dice. Justamente para ello se va a estar trabajando en este proyecto, explica.

Uno de los objetivos es generar una experiencia piloto y para ello se está pensando en la producción de huevos caseros: “en la medida que los productores estén habilitados, ahí sí es mucho más adecuada la relación entre oferta y demanda; además ellos ya producen para el mercado local: venden a rotiserías, verdulerías, comercios de la zona y particulares, entonces, agregar la venta a las escuelas o al hospital es poner unos maples más de huevo arriba de la motito o de la camioneta… Ya tienen la logística armada y el consumo de esas instituciones les agrandaría el mercado, sería bien interesante”, dice Texeira.

Además del hospital y las escuelas, otros posibles lugares para la venta en Salto son el INDA y la Cárcel Departamental. “Quedamos en juntarnos a conversar con la gente del MIDES, que va dar una mano en este tema también”, dice el ingeniero agrónomo. Según él, también se precisa que desde el Estado se haga un trabajo a nivel de las instituciones públicas: “los compradores del hospital tienen que facilitar y no complicar: en la medida que ellos hagan licitaciones pesadas, con 150 productos, complicarían. Los productores tienen tres o cuatro, no todos los productos”. “Tenemos que convencer, a quien haga las compras del hospital, que las haga por separado: si pide bananas o ananá o productos que en la región no hay junto con el tomate y demás, en un paquete solo, a nosotros se nos haría muy difícil. Si logramos que ellos hagan distintos paquetes, algunos de ellos los podremos atender con la producción familiar”, explica.

La producción familiar en Salto cuenta con productos como tomate, morrón, cebolla, zanahoria, boniato, zapallo. Todo el año se cuenta con productos de invernáculo, como tomate, morrón, pepino, berenjenas, naranjas, mandarinas y todos los cultivos de hoja.

En esta iniciativa van a trabajar las comisiones directivas de las cuatro SFR en la dirección del proyecto. Para el grupo piloto se piensa en diez productores de huevos, pero luego, como beneficiarios de toda la información y la organización que se genere, habrá unos cien productores involucrados entre las distintas SFR.