Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Más de 500 integrantes de Comités de Crédito Local del Programa Microcrédito Rural se reúnen en Durazno

16/11/2017

El próximo sábado, tendrá lugar en Durazno, el III Encuentro Nacional de Integrantes de Comité de Crédito Local del Programa Microcrédito Rural y por este motivo, en la sede del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), en Montevideo, se realizó una conferencia de prensa para anunciar la actividad. Participaron el Director General del MGAP, Alberto Castelar, el titular de la Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR), José Olascuaga, el gerente general de Fundasol, Jorge Naya, y el encargado del Área de Financiamiento Rural de la DGDR, Gregorio Martirena.

El Programa Microcrédito Rural comenzó a funcionar en el año 2004. Es instrumentado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca a través de la Dirección General de Desarrollo Rural (MGAP/DGDR), en coordinación y articulación con Fundasol y con la población integrante de los Comités de Créditos Locales, quienes cumplen un rol fundamental ya que son los que hacen posible la instrumentación del Programa.

El año pasado se entregaron cerca de 80 millones de pesos por concepto de Microcrédito Rural. Desde que comenzó el programa se han desembolsado unos 588 millones de pesos, entregándose 37.924 créditos; han accedido 13.283 personas y el 63,1% de los usuarios ha operado entre 2 y 16 veces con el programa. Un 50,46% de los créditos fueron solicitados por mujeres y 49,53% por hombres. Al cierre de setiembre de 2017, la cartera activa (el dinero prestado en territorio) era de $U 54.820.136 (3.883 créditos activos), con un 97,43% de la cartera al día o con menos de 30 días de atraso.

 

Una herramienta exitosa

El Director General del MGAP, Alberto Castelar, señaló que, adoptada por los productores, esta es una herramienta “exitosa”, no sólo en la utilización que se ha hecho de ella, sino en lo que refiere al crédito, que ha tenido “un porcentaje de recuperación altísimo”. Celebró que la herramienta siga funcionando y anunció que participará de la apertura del III Encuentro en Durazno, actividad para la que se espera la participación de unas 500 integrantes de los Comités de Crédito de todo el país.

Gregorio Martirena, del Área de Financiamiento Rural de la DGDR, habló de los objetivos del Programa Microcrédito Rural, que son: satisfacer las necesidades financieras de corto plazo de la población rural, de productores familiares, asalariados rurales y habitantes de poblaciones menores a los 5.000 habitantes, que generalmente no pueden acceder a créditos porque muchas veces las herramientas financieras no llegan a sus localidades y no cuentan con garantías para acceder a créditos convencionales; fortalecer la organización a nivel local que defina el uso de los fondos basándose en la confianza, el conocimiento y el control social; y generar fondos locales que cubran necesidades de consumo y productivas a nivel local.

Algunas de las características del programa son fomentar el compromiso y la responsabilidad social, así como la participación de la sociedad organizada a través de los Comités de Crédito Local, cuyos integrantes son los que van a dar el aval social de los vecinos que van a solicitar el crédito. La solicitud, la entrega del dinero y la cobranza del crédito se hace en las localidades donde está ubicado el Comité de Crédito Local. Estos comités son los que dan la garantía social: “Este Programa lo que trata de rescatar es el valor de la palabra de la gente del medio rural”, señaló Martirena. El Comité de Crédito Local está integrado por vecinos de la localidad. Las Asambleas Comunitarias con las que eligen quiénes van a ser los que autorizan la entrega de dinero a sus vecinos: “Son aquellas personas que están en todas las comisiones de fomento de la zona, el almacenero, a veces el policía, la maestra… Lo importante para ser integrante del comité es conocer a tu vecino y ser una persona de referencia en la localidad, porque el compromiso va a ser con el vecino”, dijo Martirena. Destacó que los Comités de Crédito se ubican fundamentalmente en los lugares de mayor exclusión, donde no hay otra herramienta financiera. Otra tarea del Comité de Crédito es acompañar al analista de crédito en el seguimiento de la cartera.

 

142 Comités de Crédito Local

Actualmente existen 142 Comités funcionando. El 50% de esos comités está en poblaciones de menos de 100 habitantes, el 75% está en poblaciones de menos de 500 personas. Los analistas son personas contratadas a través de Fundasol; son los que llevan adelante la herramienta en el territorio, los encargados de entrevistar a quienes van a solicitar el crédito, levantar y evaluar la solicitud, convocar al Comité de Crédito para que éste vea si da el aval social, y son los encargados de hacer la cobranza todos los meses en las propias localidades.

Para poder acceder al microcrédito, el solicitante sólo precisa ser mayor de edad, tener el documento de identidad vigente y el ya mencionado aval del CCL, o sea la confianza de sus vecinos de que va a cumplir con la comunidad devolviendo el dinero que se le presta.

Existen tres líneas de crédito: 1- para emprendimientos productivos agropecuarios o no agropecuarios. El capital máximo prestado según el número de operación varía entre $U 15.000 y $U 40.000. 2- línea de libre disponibilidad, la cual se usa para cubrir una importante gama de necesidades de las familias, como problemas de salud, equipamiento del hogar, materiales escolares, vestimenta, etc. El capital máximo prestado según el número de operación varía entre $U 5.000 y $U 12.500. 3 - para refacciones de viviendas o pequeñas ampliaciones de la misma, el capital máximo prestado según el número de operación varía entre $U 15.000 y $U 30.000.

 

El valor de la palabra

La forma de pago es de 3, 6 o 12 cuotas. Son pagos mensuales, tanto amortización como interés, salvo en el caso de los productivos, que puede llegar a buscarse que la amortización acompañe a la producción que se está financiando, “pero siempre se deben pagar los intereses”, dijo Martirena. Destacó el compromiso y la voluntad de cumplimiento de la población que accede a los créditos: “Es una demostración de que la palabra sigue teniendo peso en estas poblaciones, por eso es una herramienta comunitaria”.

El gerente general de Fundasol, Jorge Naya, expresó que la experiencia de los Microcréditos “ha sido brillante”. Señaló que Fundasol cubre básicamente todo lo que es logística, administración de personal, recursos, desembolsos. Informó que el programa es de corto plazo, es decir que los créditos son a menos de un año. Naya aprovechó la oportunidad para informar que Fundasol firmó un Convenio con la Agencia Nacional de Vivienda, para operar un programa que se llama “Tu casa como la soñaste”, y que en el marco Programa de Empresariado Social se aprobó un proyecto para refacciones de baños, programa que fue seleccionado como estudio de caso por el Banco Interamericano de Desarrollo, que aporta los fondos.

 

Una estrategia de desarrollo rural

El director de Desarrollo Rural, José Olascuaga, destacó que este Programa de Microcrédito Rural se enmarca dentro de una estrategia de desarrollo rural que cuenta con otras herramientas: “Esta es una herramienta muy importante porque nos permite llegar a una población que tiene dificultades en el acceso al crédito convencional, para dar respuesta a emprendimientos productivos, pero también para satisfacer necesidades básicas de las familias, apuntar a mejorar la calidad de vida de la gente, y esto hace a los objetivos de desarrollo que queremos cumplir”. Destacó que la herramienta funciona revalorizando la palabra, el compromiso y la organización social y comunitaria de la gente. “Es una herramienta muy necesaria en la caja de herramientas que la Dirección de Desarrollo pone en juego para lograr ese objetivo tan ambicioso que es mejorar la calidad de vida de la gente que vive en el campo, tomando en cuenta las dimensiones económico-productivas, sociales y ambientales en una forma conjunta”, expresó. Destacó que los Comités de Crédito Local son los principales protagonistas en esta herramienta. Son más de 700 personas que conforman los Comités de Crédito Local, que, en forma de trabajo honoraria y con gran compromiso, logran que esta herramienta tenga los resultados que tiene: “difícilmente podríamos tener un porcentaje tan algo de recuperación de los créditos (…) sin el trabajo comprometido, serio, de los Comités de Crédito Local”, señaló Olascuaga.

Para finalizar, el director de Desarrollo Rural destacó el objetivo del III Encuentro que tendrá lugar este próximo sábado en Durazno, que es que los integrantes de los Comités de Crédito Local tengan un espacio de reflexión sobre su tarea y propongan mejoras para el Programa. Recordó que la línea de crédito para refacción de viviendas rurales surgió como recomendación de uno de los encuentros anteriores.

La actividad tendrá lugar a partir de las 9 horas, en el Estado Cerrado de la ciudad de Durazno.