Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Calcagra organiza feria nocturna, en el marco del proyecto “Más integrados”

13/12/2017

La cooperativa Calcagra, de Cañada Grande (San José), organiza una feria nocturna el próximo jueves 14 de diciembre, a partir de las 17 horas, en su local de Ruta 3 Km. 82 y convoca a productores y artesanos a participar. La idea es generar un espacio donde los productores familiares lleven sus productos para ser comercializados directamente, sin intermediarios. 

Calcagra tiene en funcionamiento un proyecto en el marco de la convocatoria “Más Integrados”, que lleva adelante el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca a través de la Dirección General de Desarrollo Rural (MGAP/DGDR). El propósito es agregar valor al trabajo de las familias del medio rural y reducir riesgos en la colocación de la producción, con el fin último de mejorar la calidad de vida de las familias.

La cooperativa tiene 71 años de existencia en la zona. Fue fundada en 1946. “Durante sus años de existencia ha pasado por muchos rubros: tuvo semillas, producción avícola, y lo último fue la instalación de una planta de fundido de queso para hacer queso de sándwich, que funcionó unos años a cargo de la cooperativa, luego por problemas económicos se decidió alquilarla a terceros, y a partir de enero de 2018 quedará libre y a disposición de Calcagra”, cuenta Marianela Fabre, actual presidente de la cooperativa. Marianela es productora rural y vive en la ruta 3, km 81. Se dedica, junto a su esposo, a la elaboración de quesos.

El proyecto “Más Integrados” apunta a volver a gestionar la planta. En estos momentos funciona con siete productores, pero en principio mostraron su interés en participar unos 15 productores. Calcagra ya contaba con el apoyo de varios técnicos en su Proyecto de Fortalecimiento Institucional (un ingeniero agrónomo, un veterinario y un técnico del área social); ahora se suma un técnico lechero. Hasta el momento se han realizado algunas capacitaciones, porque una de las aspiraciones del grupo es uniformar la producción de queso: “que todos los productores tengan una receta única, que salga una mercadería uniforme para poder vender en conjunto”, explica Fabre. Las capacitaciones han sido teóricas y prácticas, de elaboración de queso semi-duro y dambo. El queso elaborado quedó en estacionamiento y el producto final se sacará a la venta en la feria del jueves.

“Es la primera vez que se va a hacer una venta en conjunto y es la primera vez que se va a hacer una feria vecinal en la zona”, dice la productora. “Apuntamos a que todo el que tenga productos de la granja familiar: quesos, frutas, verduras, mermeladas, artesanías (porque hay mucha gente que trabaja en cuero, madera, lana…), participe. La idea es que la gente se conozca”, agrega. La convocatoria es a todo productor, no necesariamente tiene que estar vinculado a la cooperativa. Según cuenta la productora, al momento hay más de 15 expositores anotados para participar.

“Creo que muy importante conocerse, porque hoy en día a la gente le cuesta mucho agruparse… entonces estas cosas ayudan a unir, que es lo que buscamos”, dice Marianela. Ese día habrá música y algún espectáculo de entretenimiento: “va a ser una tarde de fiesta y de juntarnos a disfrutar un rato”, añade.

Proyectos a futuro

En el proyecto “Más Integrados” se comprometió a los productores a acopiar cierta cantidad de la mercadería que elaboran por semana. La idea es guardarla en la cámara de frío de la cooperativa, para luego poder hacer la venta en conjunto: “La idea es que el trabajo iniciado con el ‘Más integrados’ tenga continuidad y una vez que tengamos la planta en manos de la cooperativa estamos pensando en elaborar algún otro producto para ir ayudando a la gente que quizá no tenga un queso en condiciones para acopiar”, explica la productora.

La intención es en algún momento poder llegar a venderle al Estado: “Estamos en el medio del proyecto pero pensamos más adelante ver cómo instrumentar la venta. En realidad no son productores grandes que tengan tanta cantidad de mercadería para acopiar… Son productores chicos, de tambos chicos…”, dice Marianela. Piensan comenzar a estoquear un semiduro durante dos o tres meses y luego sacarlo a la venta: “De todos modos tendremos que ir viendo el mercado, que es el que marca qué es lo que tiene más salida y qué no, y nos iremos amoldando a las necesidades”.

Los productores están muy entusiasmados: “Son productores chicos; la mayoría hace queso para fundir… y están contentos porque han aprendido y se les está ayudando a conocer el instrumental necesario para todo el proceso. Están muy enganchados y eso está buenísimo”.

Más allá de las capacitaciones, hay un monto que también se va a destinar para instrumental para trabajar, pero también se apunta a lograr la habilitación: “ese es otro trabajo que se está haciendo: ayudando a los productores a arreglar las instalaciones con las exigencias que pone el Ministerio; en algunos casos se ayuda económicamente y, en otros casos, con materiales…”, explica Marianela.

“La unión hace la fuerza”

“La idea de la feria fue muy buena y el entusiasmo de la gente nos da empuje para seguir. Nos parece que se está yendo por un buen camino, porque la unión hace la fuerza. Así se puede lograr otro nivel de vida y expectativas para seguir en el campo”, dice la presidente de la cooperativa.

Desde Calcagra también se invita a los productores que quieran acercarse a proponer ideas y proyectos. Uno de los temas pendientes dentro de la organización es depurar el padrón social, para conocer realmente la cantidad de socios en la actualidad.