Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Organización de productores de Tacuarembó trabaja organizada y se fortalece

03/10/2016

El pasado jueves 22 de setiembre se realizó una jornada de campo donde el grupo de productores de la Asociación de Productores de Leche de Tacuarembó (APLT) presentó los avances de todos los proyectos que están desarrollando con el apoyo de la Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR) del MGAP, a la que asistieron su director y sus técnicos referentes para la zona.

Vale la pena estar en el campo…siempre seguir adelante, juntos con la asociación

Olga González es una productora familiar, hace 18 años que vive en la zona de Zanja de los Bagres en Tacuarembó, tiene un predio de 8 hectáreas donde se dedica a la producción lechera. Su familia está compuesta por su esposo que trabaja fuera del predio, y dos hijos, uno de 19 años que se fue este año a Montevideo a estudiar Fisioterapia, y uno de 7 años que va a la escuela rural. “Yo me dedico acá al predio todo el día, tengo unas lecheras, animales…chanchos y demás, hago quesos y crío terneros. Tengo 12 vacas en producción, las otras vacas como es chiquito el predio, las llevo al campo que tenemos en la Asociación”. Hace unos 5 años fue invitada por un productor integrante de la Asociación de Productores de Leche de Tacuarembó (APLT), para asociarse y está trabajando desde entonces con ese grupo de productores, todos de la zona.

Olga nos contó que el vínculo del grupo de APLT con el Ministerio de Ganadería comenzó desde la distribución de raciones para complementación alimentaria de ganado que el gobierno realizó en años de sequías en coordinación con organizaciones del medio rural.   Luego fueron informándose de los llamados de proyectos financiados por la DGDR/MGAP que vieron eran importantes para fortalecer a la organización y a los productores que la integraban: “fuimos presentando los proyectos y haciendo crecer a nuestra asociación,…por intermedio del ministerio trabajamos también con MIDES”, que según nos comenta fueron grandes apoyos que fortalecieron al grupo y mejoraron aspectos productivos, económicos y también sociales y de la comunidad.

Fortalecimiento Institucional

El primer proyecto que presentaron fue de Fortalecimiento Institucional (PFI) que “fue una gran

ayuda porque accedimos a capacitaciones, poder juntarnos, hacer reuniones, poder conocer gente de otras asociaciones, que nos sirve no solo para el tema de trabajar en grupo sino también para el tema de la familia”, el intercambio y las redes que se van generando fortalecen a los productores, a sus familias y a sus organizaciones. Las capacitaciones nos cuenta, fueron en temas muy variados como “trabajo en equipo, comunicación de liderazgo, marketing agropecuario, higiene e inocuidad de alimentos”, y continúan recibiendo nuevos cursos.

El grupo que está integrado hoy por 12 productores y productoras familiares, tuvo una primera experiencia de trabajo en grupo accediendo a un predio de forestación donde hacían pastoreo. Desde hace unos tres años tiene un campo colectivo “La Zulma” que fue adjudicado luego de un proceso de trabajo interinstitucional en el marco del PFI que apoya la DGDR en coordinación con el Instituto Nacional de Colonización (INC) y la organización con sus técnicos. “Tenemos ganado de carne, hacemos recría y tenemos ganado en común entre todos los productores que estamos ahí,  de ese ganado conjunto sacamos el dinero para los gastos, el pago de rentas, gastos de sanidad…se hace todo en común”.

Producción Familiar integral y sustentable

Este  llamado  de  la  DGDR  tenía  como  objetivo  principal  contribuir  al    incremento  de  la sustentabilidad económica, social y ambiental de los productores familiares, pequeños y medianos, fomentando la adopción de nuevas tecnologías productivas y organizacionales e implementando medidas para disminuir la vulnerabilidad frente al cambio climático mejorando la capacidad  adaptativa de los productores.

Presentaron un proyecto que fue aprobado y las inversiones se destinaron en la construcción de un depósito y sistemas de distribución de agua para el ganado que tienen en el predio conjunto 

ya está pronto, se hicieron todas las instalaciones y ahora tenemos que hacer una jornada de capacitación de bienestar animal que está  incluida  en  el  proyecto…que  ya está finalizando y por suerte marchando lindo”.

 

s tecnologías para la producción familiar

Este proyecto comenzó en el 2015,   pudimos acceder en conjunto a través de la Asociación

(APLT) y Bio Uruguay (Batoví Instituto Orgánico BIO Uruguay), tuvimos capacitaciones para poder hacer la reproducción del hongo de la garrapata”. El proyecto “Control biológico de garrapatas con hongo patógeno” que desarrolla APLT y la entidad de investigación privada mencionada, tuvo el apoyo de la primera edición del llamado Más Tecnologías para la producción familiar que convocó en 2014 la DGDR/MGAP conjuntamente con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria.

El tema central del proyecto es evaluar la eficiencia a campo del control biológico de garrapatas basado en hongos entomopatógenos y generar capacidades en los integrantes de APLT para la producción y uso del biogarrapaticida, con el fin de que los productores se apropien de una tecnología segura para la salud humana y para el ambiente. A su vez, disminuir la dependencia química y económica que influye en los costos de la producción animal. La inversión del proyecto tuvo un monto financiado por DGDR/MGAP de 39.000 dólares y una contrapartida del grupo de productores de 15.000 dólares.

Varios productores se capacitaron, también otros productores de la zona y estudiantes. Desde agosto de 2015 hasta ahora que los propios productores hacemos la reproducción del hongo y las aplicaciones al ganado cada 15 días, tenemos datos de cómo va, de que funciona”, nos comenta y agrega que el tema de la garrapata está hoy complicando mucho la producción y encontraron en esta innovación una solución práctica y natural.

En la recorrida se pudo apreciar las mejoras realizadas en el campo con este proyecto (baño de inmersión y laboratorio de reproducción de hongo), además de comentar su buen funcionamiento, aunque el proyecto aún no tiene sus resultados finales y se siguen tomando datos. La innovación tecnológica fue bien valorada por todas las entidades vinculadas y se vio posible seguir trabajando en conjunto relacionado a esta temática.