Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Productores familiares se capacitan con el propósito de vender su producción al Estado

09/06/2017

Productores familiares de diversos puntos del país participaron de una jornada de capacitación en compras públicas para la agricultura familiar. La actividad, organizada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca a través de la Dirección General de Desarrollo Rural (MGAP/DGDR), el Ministerio de Desarrollo Social a través de la Dirección Nacional de Economía Social e Integración Laboral (MIDES/DINESIL), y la Agencia de Compras y Contrataciones del Estado (ACCE), estuvo dirigida a las 24 organizaciones participantes de la convocatoria “Somos Producción Familiar del Campo, Río y Mar”.

“Es bueno que existan estos encuentros para abrirte la cabeza y para agilitar todo el proceso”, expresó Danilo Gómez, de la Sociedad de Fomento de Canelón Chico.

“Valoramos instancias como estas en la que los productores hacen un esfuerzo para venir, pero pueden escuchar a otros productores del resto del país… poner en común las problemáticas que tienen y las oportunidades que existen a partir de esto”, dice Cecilia Laporta, técnica asesora de la Asociación de Pescadores Artesanales de Lagunas Costeras (APALCO), del departamento de Rocha.

 

Innovación en políticas públicas

En la jornada de capacitación hubo una presentación sobre la ley 19.292, sus antecedentes y su reglamentación, luego un espacio destinado al Registro Nacional de Organizaciones Habilitadas (RENAOH) y por último una capacitación por parte de ACCE, para proveedores.

El Director de Desarrollo Rural, José Olascuaga, dijo que esta actividad forma parte “de un largo proceso que todavía tiene que dar muchos resultados”. Mencionó que con la articulación con organizaciones e instituciones del Estado y el acompañamiento de los productores “estamos sacando adelante una verdadera innovación en políticas públicas para la agricultura familiar en el Uruguay”. Dijo que este proceso comenzó en el 2013 y que desde que surgió la idea se empezó a trabajar en diferentes organismos para generar una propuesta de ley, luego lograr los consensos políticos en el Parlamento para que se aprobara, generar la reglamentación y finalmente poner en práctica los conceptos. “La idea hoy es dar un paso más para lograr que las organizaciones de productores familiares puedan estar en condiciones de acceder al mercado de las compras estatales”, expresó.  

 

Casi 9 millones en ventas al Estado, de 2014 a 2016

Existen algunas experiencias en Uruguay de participación de la agricultura familiar en las compras públicas. En primer lugar, un plan piloto del año 2009 en Canelones, pero que finalmente no ganó la licitación por problemas de precio, modalidad de pago, volumen, logística, etcétera. En segundo lugar, un convenio de organizaciones con el Ministerio del Interior, una venta directa por un plazo, en el marco de la Ley 18.362, por parte de la cooperativa de los productores de cerdos, CALUPROCERD; la cooperativa de los façoneros de pollos, CONAFPU; la cooperativa Molino Santa Rosa y Caorsi, que vende derivados de harina; y la Cooperativa San Antonio, que vende hortalizas. Esto ha implicado un total de ventas de casi 9 millones de pesos entre 2014 y 2016, y ha involucrado a un total de 153 productores.

“El mercado de compras estatales es un mercado abierto pero regulado”, señaló Olascuaga. Expresó que las compras del Estado no van a servir para salvar a la agricultura familiar (la capacidad de producción de la agricultura familiar supera por mucho todo lo que compra el Estado), pero “puede ser una herramienta formidable de apalancamiento e impulso a las organizaciones, porque teniendo una experiencia de comercialización, después estarán en mejores condiciones de competir en cualquier mercado abierto”. Olascuaga también destacó que en torno a este tema, el espacio regional ha servido de escuela y dijo que Brasil fue el emblema.

 

Nuevas oportunidades

Actualmente hay 24 proyectos aprobados en el Llamado “Somos Producción Familiar, del Campo, Río y Mar” y 23 ya tienen transferencias realizadas por unos 9 millones de pesos. La mayoría son de Canelones pero hay proyectos de diversos puntos del país.

En la capacitación, las autoridades del MGAP presentaron a las compras estatales como una oportunidad para: fomentar la organización de los productores y los procesos asociativos; organizar la producción, acercando la oferta a la demanda, vinculando a los productores con los requerimientos de los consumidores; adquirir experiencia comercial y fomentar circuitos cortos de comercialización y desarrollo de las economías locales.

Se informó que actualmente las Sociedades de Fomento no pueden venderle al Estado y que se está trabajando, junto a Comisión Nacional de Fomento Rural, para modificar eso. A su vez se dijo que muchas organizaciones van a trabajar en adecuar su marco jurídico para poder hacerlo.

La actividad de capacitación también estuvo pensada para presentar toda la información referente al Registro Nacional de Organizaciones Habilitadas (RENAOH). “La idea es decirles a las organizaciones que se tienen que Registrar, que van saliendo y van a salir aún más oportunidades de ventas al Estado y si las organizaciones no están desde el punto de vista legal en condiciones de vender, por más que el comprador tenga ganas y quiera hacer efectiva la ley, no lo van a poder hacer por no cumplir con los requisitos formales”, informaron desde la Dirección General de Desarrollo Rural.