Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

“MÁS TECNOLOGÍAS PARA LA PRODUCCIÓN FAMILIAR” Avanzan proyectos en el marco de la primera edición del llamado y ahora la DGDR abre una segunda convocatoria

29/06/2016

Uno de los principales problemas al que se enfrentan los horticultores es al esfuerzo físico al tener que levantar cajones en el campo. Pensando en una propuesta co-innovadora, uno de los proyectos que funciona en el marco del Llamado “Más tecnologías para la producción familiar” presentó equipos desarrollados mediante el trabajo conjunto de productores, técnicos de campo y especialistas en mecanización. Se trata de un brazo de carga, diseñado para mover cajones o colmenas de hasta 60 kilos, que realiza el esfuerzo de carga y descarga en forma vertical, asistido por malecate, y un motor elevador diseñado para mover pallets y bins en predios familiares de pequeña y mediana escala.

El proyecto es ejecutado por Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR) en cooperación con DEINUR S.A., que funciona en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro (PTI Cerro). Las organizaciones de base participantes son la Sociedad de Fomento Rural de San Antonio (Canelones) y la Sociedad de Fomento Rural Colonia 18 de Julio, de Salto.

Este mes se desarrolló una jornada de demostración de los equipos en San Antonio. La intención fue probar las máquinas y ver, entre los productores, qué mejoras habría que hacerles, además de conocer qué otras demandas de mecanización existen en la agricultura familiar.

Joaquín Lapetina, coordinador del Llamado “Más tecnologías para la producción familiar” por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), explicó brevemente cómo surge este instrumento en la Dirección General de Desarrollo Rural del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Se trata de una herramienta para la generación o adaptación de tecnología para la producción familiar. En este momento, en el marco de este llamado hay 34 proyectos funcionando en todo el país, de todos los rubros de la producción familiar. La idea es conformar redes de trabajo en todos los casos.

Javier Texeira, técnico de Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR) explicó que “desde hace años, CNFR viene planteando en distintos ámbitos la necesidad de generar tecnología adecuada a la agricultura familiar y uno de los temas bien sensible es toda la problemática de la mano de obra”. Mencionó que existe dificultad para conseguir personal: “La gente le dispara a determinado tipo de trabajo…; nadie viene entusiasmado a cargar cajones en el barro, entonces nos pareció necesario buscar una solución”. Con este proyecto se busca hacer frente a los problemas de salud que enfrentan los chacreros, al levantar peso: “se ve gente joven y veterana con problemas de columna, que pierden la salud por problemas de trabajo”, dijo Texeira. Para trabajar en co-innovación y en investigación participativa, CNFR vio la oportunidad de desarrollar mecanización y uno de los socios que consiguió fue al PTI del Cerro.

Alfredo Baeza, ingeniero industrial representante de DEINUR S.A., que funciona en el PTI del Cerro, fue el encargado de presentar los equipos desarrollados: El primero fue un brazo de carga para mover cajones: “Empezamos con un diseño quizá muy ambicioso (…) después, cuando la máquina se construyó y vimos los costos, no nos convenció. (…) Estábamos en un costo muy alto y empezaron a plantearse otras opciones más simples para acercarnos más a una realidad de un productor que pudiera efectivamente comprar el equipo, entonces se pensó en otro modelo”. El otro equipo que se desarrolló pretendió enfrentar la problemática de mover bins en la quinta, donde, el principal problema es el suelo, que es irregular. Se pensó en un diseño que no tuviera el contrapeso detrás, por lo que se buscó que el elevador tuviera dos ruedas adelante y una atrás, buscando que el apoyo estuviera en el centro de carga y que el equipo fuera liviano.

“De estos pequeños logros que uno va obteniendo, piensa ¡qué bueno que sería que surjan otros proyectos, porque necesitamos seguir tecnificando la producción familiar”, dijo Martín Da Rosa, horticultor familiar de la zona de Tropezón, Salto, integrante de la Sociedad de Fomento Rural Colonia 18 de Julio.

“Esto nos va a beneficiar mucho porque es la forma. O cambiamos y hacemos las cosas mecánicamente como se hacen en todos los países del mundo, o nos vamos; además uno puede estibar, apretando un comando”, agregó Milton Curbelo, productor hortícola de Canelón Grande, miembro de la Sociedad de Fomento de San Antonio.

“Con estas máquinas no vamos a tener tanto esfuerzo y vamos a trabajar con mayor agilidad y rapidez”, expresó Richard Pérez, agricultor de Costa de Tala, San Antonio, Canelones. Richard produce boniato en dos variedades y zanahoria, cebolla, calabacín y papa. Ahora, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, a través de la Dirección General de Desarrollo Rural y con el apoyo del INIA lanza una segunda edición del llamado “Más tecnologías para la producción familiar”. Los perfiles (ideas de proyectos) se recibirán desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto de 2016. Toda la información está disponible en: www.mgap.gub.uy