Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Especialista en Agricultura Familiar presentó experiencias de comercialización y agregado de valor a los productos de la agricultura familiar en seminario en Uruguay

05/10/2017

Continuando con el Ciclo de Seminarios “Estrategias de diferenciación y agregado de valor a los productos de las organizaciones de la Agricultura Familiar”, este 5 de octubre se llevó adelante una nueva instancia en Montevideo con la participación del especialista en Agricultura Familiar del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Hernando Riveros.

Este ciclo de seminarios lo lleva adelante el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca a través de la Dirección General de Desarrollo Rural (MGAP/DGDR), junto al Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), el Ministerio del Interior (MI) y el Instituto Nacional de Colonización (INC), con la colaboración del IICA.

El objetivo es favorecer el fortalecimiento institucional y fomentar la capacitación de funcionarios del MGAP, MIDES e INC y representantes de las organizaciones de productores de la Agricultura Familiar sobre encadenamientos productivos, circuitos cortos, agregados de calor, creación de marcas y sellos como estrategias de diferenciación y de inserción de los productos de las organizaciones de la Agricultura Familiar.

En esta oportunidad se priorizó intercambiar experiencias sobre iniciativas que se han desarrollado en Uruguay en los últimos años y fue así que diversas organizaciones de productores expusieron sus estrategias utilizadas para el agregado de valor y la mejor comercialización de su producción.

El director de Desarrollo Rural, José Olascuaga, dio la bienvenida a todos los participantes y señaló que de esta manera se busca promover la inserción de la agricultura familiar en las cadenas de valor, que es uno de los lineamientos estratégicos de la DGDR para este período.

 

Generar capacidades

Hernando Riveros es especialista en Agricultura Familiar del IICA, es colombiano y tiene su sede de trabajo en la oficina del IICA en Perú. Compartió los esquemas de comercialización que favorecen la apropiación de la agregación de valor por parte de los agricultores familiares. Según Riveros, los agricultores familiares normalmente comercializan sus productos en canales convencionales, dispersos, aislados y con alta participación de intermediarios y por tanto presentó esquemas donde los productores tienen una mayor posibilidad de negociar y participar en la formación del precio final. A su vez presentó programas de políticas que apoyan esos desarrollos, y casos concretos en distintos países de América Latina.

De las experiencias regionales, destacó, por ejemplo, las cooperativas agrícolas de Ecuador y las cooperativas de productores y comercializadores de café y cacao de los países Andinos, que han logrado exportar de manera directa, con sellos que permiten diferenciar sus productos. Expresó que existen muchas iniciativas para mercados locales, vinculación con empresas y supermercados. Según este especialista, los productos de la agricultura familiar no pueden competir donde el mercado compite por precio o por volumen: “No podemos pensar en agricultura familiar para exportar soya o girasol, pero sí hortalizas con ciertas características, frutas, algunos quesos especiales… ahí la agricultura familiar tiene posibilidades de competir”.

Este tipo de experiencias de comercialización que favorecen la apropiación del agregado de valor por parte de los agricultores familiares, generan más ingresos, generan mejores condiciones de vida, pero también repercuten a nivel personal y social: “el hecho de sentir que puede negociar, le genera ­[al productor] una autoestima muy alta; las mujeres se vinculan muchísimo en las partes comerciales y los espacios de comercio se vuelven espacios de socialización, de intercambio, de reconocimiento, y entonces eso también contribuye mucho, y cuando se vincula con otros temas, por ejemplo con el agroturismo, se vuelve también un orgullo del territorio, del sitio donde vive, de lo que es capaz de ofrecer a la gente”, señaló Riveros.

Que estos temas se estén tratando a nivel regional, constituye, según el especialista de IICA, “un avance importante desde el punto de vista de las políticas y de las instituciones que trabajan en extensión agrícola y desarrollo rural, que siempre han estado más focalizadas en los temas productivos (…) Esto reconoce que la actividad del productor tiene su fin normalmente en los mercados y entonces hay que generar capacidades para que puedan llegar en mejor forma a esos mercados”, concluyó.

Este ciclo de seminarios comenzó en mayo de 2015 con la presencia de Marcelo Champredonde, de INTA Argentina, con una presentación sobre la valorización de los productos locales, continuó en abril de este año con la presencia de Jimena Acuña, de INDAP Chile, que ofreció una presentación sobre políticas públicas para mejorar la inserción comercial de los productores familiares, y continuó en julio de 2017 con la participación de Pablo Izquierdo, del Ministerio de Agricultura de Ecuador, que ofreció una presentación sobre circuitos alternativos de comercialización como estrategia de la Agricultura Familiar Campesina en Ecuador.