Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Productores familiares se organizan para vender sus productos al Estado

09/09/2016

Este 7 de setiembre se realizó en el Espacio Cultural de Sauce Canelones, el Taller de formulación de proyectos dirigido a productores y técnicos integrantes de organizaciones interesadas en vender sus productos al Estado en el marco de la Ley 19.292 de compras públicas. El taller que se enmarca en el llamado Somos Producción Familiar, fue organizado por la Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR) del MGAP con el apoyo de la Intendencia local.  

La convocatoria Somos Producción Familiar de campo, el río y el mar que se presentó el 17 de agosto y tiene abierto el período de inscripciones hasta este 16 de setiembre, apunta apoyar a las organizaciones de la agricultura familiar y la pesca artesanal para fortalecerse y prepararse en los proceso organizativos, administrativos y comerciales para poder vender sus productos alimenticios al Estado en el marco de la Ley 19.292 de compras públicas. Ésta establece una reserva de mercado de compras estatales para las organizaciones de la agricultura familiar y la pesca artesanal, del 30% de las compras centralizadas y del 100% de las compras descentralizadas de productos alimenticios en estado natural, productos artesanales, productos de la pesca artesanal y alimentos procesados sin cambio de propiedad. Y comprende a las compras realizadas por la administración central, gobiernos departamentales, entes autónomos, servicios descentralizados, entre otros.

Para presentar proyectos las organizaciones deberán encontrarse registradas y habilitadas ante el RENAOH de la DGDR/MGAP, y contar con capacidades organizativas para desarrollar los planes de abastecimiento de este mercado. La convocatoria pretende dar oportunidades para el desarrollo de la sostenibilidad económica de las organizaciones de la agricultura familiar y la pesca artesanal, para que puedan desarrollar planes de negocios, generar una mejor inserción en las cadenas comerciales y de valor para la producción familiar de nuestro país.

El taller tuvo como objetivo nuclear a productores y técnicos de las organizaciones interesadas en participar en esta nueva etapa de comercialización con el Estado que se visualiza como comienzo y apoyo para mejorar las posibilidades de comercialización directa desde las organizaciones de productores y pescadores familiares. Se explicaron en detalle todos los puntos de las bases del llamado, se presentaron ejemplos en cuanto a posibilidades de propuestas, la documentación y trámites a realizar, y se evacuaron dudas formuladas por los asistentes. En la jornada participaron de integrantes de organizaciones de distintos puntos del país y representantes de las instituciones que llevan adelante y fomentan esta iniciativa, integrantes de los equipos centrales y territoriales de la DGDR, de DINESIL- MIDES, de la Intendencia de Canelones.

“Nuestro objetivo es lograr una CONAPROLE de los pollos con CONAJPU”

Daniel Pereyra  es un productor avícola, Secretario de la Cooperativa CONAJPU integrada por ex façoneros de la zona del Noreste de Canelones. Participó en el taller como productor y también para compartir la experiencia que CONAJPU tiene en cuanto a ventas al Estado. Nos contó que “que desde hace dos años están participando a través de la cooperativa, con un convenio con la Intendencia de Canelones y el Ministerio del Interior para abastecer a la Dirección de Cárceles, proyecto que salió con la Ley “vieja” de compras públicas, amparado en un convenio”. Comentó que están muy contentos de haber sido parte de esa experiencia piloto, que les permitió corregir errores sobre la marcha y aprender a hacer bien las cosas, ahora pueden compartir esos aprendizajes con otras organizaciones que tengan interés en vender al Estado, ahora que se implementó la nueva Ley 19.292, que ve de manera favorable para facilitar la comercialización por parte de las organizaciones.

Agrega…” Nosotros estamos participando de esta jornada para contar nuestra experiencia y lo que rescatamos es que esto es una herramienta muy buena, pero que hay que pensarla como apalancamiento, que esta compra pública sirva como paraguas para que las organizaciones se fortalezcan en lo que es la comercialización pero pensando en el consumidor privado después, que esto justifique una planta de packing, una planta de faena de aves, la cocina por ejemplo de los pescadores que para hacer empanadas van a tener que habilitarse para poder vender al Estado. Que todo ese ejercicio que hagan, toda esa inversión que hagan respaldada de alguna manera en lo que es la compra pública, le permita después aprovechar toda esa fortaleza y todo ese ejercicio en lo que es la comercialización para lo que es el público en general, los consumidores”.

Recalca que hasta el momento los productores tenían experiencia relacionado a la producción “hasta la portera” o sea dentro de su predio. Hoy con esta nueva oportunidad que se abre a los productores integrantes de organizaciones de vender directamente sus productos,  …”hay todo un camino desde la portera, hasta por ejemplo la cocina de un hospital, que hay que hacerlo con organización, con experticia, y bueno lleva su tiempo, no es fácil. A veces los plazos de pago del Estado… no son como se dicen en los papeles, hay que tener esa previsión” comenta, y agrega que para ellos no fue fácil y que aprendieron mucho…” nosotros podemos comentar a las otras organizaciones sobre esos piques, para que los tengan en cuenta”.

Considera importante aprovechar las oportunidades que van surgiendo y que para eso hay que estar preparados, siempre seguir aprendiendo, y que los aprendizajes que se van adquiriendo sobre la marcha se compartan con otros colegas y pensando a futuro, explica que deben…”, ir pensando en ir sembrando para los demás, uno tiene que pensar que hoy está usando una herramienta, y dejar el camino abierto a otros compañeros que no están accediendo a esto, o a los propios hijos si uno está dejando una organización fuerte”.

Comenta con preocupación que ha tenido comentarios acerca del cooperativismo como de fracaso y considera es un concepto errado, poniendo como ejemplo a CONAPROLE como cooperativa exitosa, que con 80 años de existencia ha sorteado momentos difícil para el sector y hoy es una de las mayores exportadoras del país.

Y agrega…”eso también nos pone un poco de responsabilidad a los que estamos en los procesos cooperativos, ser muy serios en lo que hacemos, planificar muy seguros”. CONAJPU, nos cuenta Pereyra,  “arrancó nada más que con la idea, no teníamos nada, y que el Estado nos asegurara el mercado nos permitió que los proveedores de insumos, al ser un mercado seguro el del Estado, nos financiaran los insumos, y arrancamos sin un peso, con productores pobres… y hoy la cooperativa tiene un proyecto de instalación de una planta de faena, donde los materiales de base ya están comprados, el predio ya acordado con “colonización” (INC), donde tenemos 200 y pico mil dólares en una cuenta en el banco,  de capitalización de una cooperativa que era gente pobre que no tenía nada”. Añade que “este proceso de dos años le ahorró al Estado por venderle el pollo más barato que el resto de los vendedores que le vendían al Estado, le ahorró cerca de 500 mil dólares. Este es un ejemplo de que es eficiente el proceso cooperativo”. Y cierra la nota con un sueño que espera cumplir…“hoy son 12 en producción, la cooperativa son 35 socios. Yo siempre digo que los socios de la cooperativa son 350 façoneros porque el objetivo es lograr una CONAPROLE de los pollos con CONAJPU”.