Logo Dirección General de Desarrollo Rural

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Presentación de avances y compromisos en políticas públicas de género

17/10/2016

En el marco del Día Internacional de las Mujeres Rurales, el pasado viernes 14 de octubre se presentaron avances y compromisos en políticas desarrolladas para las mujeres rurales que se vienen llevando a cabo en Uruguay. Autoridades del Instituto Nacional de las Mujeres – MIDES, Dirección General de Desarrollo Rural – MGAP,  Ministerio de Salud, Instituto Nacional de Colonización e Instituto Plan Agropecuario, compartieron avances realizados así como los desafíos y compromisos para la construcción de un medio rural con equidad.

Instituciones y organizaciones convocantes presentaron visiones, avances y compromisos plasmados en el documento VOCES DE LAS MUJERES RURALES de lineamientos y acciones específicas para de las mujeres rurales, que surgió el 15 de octubre de 2015 en Young Río Negro, y que sirve de referencia de trabajo, evaluación y mejora continua.

Abriendo la actividad el Presidente del Instituto Plan Agropecuario, Mario Pauletti, dio la bienvenida saludando especialmente al grupo de mujeres de las instituciones que están trabajando en pro de la mujer rural, y confirmó que su institución está a la orden apoyando esta y otras actividades.

Mariella Mazzotti Directora del Instituto Nacional de las Mujeres del MIDES, felicitó a las mujeres rurales y a las organizaciones, consideradas por su institución actoras fundamentales en el proceso de diseño y elaboración de política pública,….”con una voz y un aporte con respecto a los temas que hacen a la vida y al mundo de la producción, de la economía y de la vida en el ámbito rural”. “Hace poco más de un año  con el nuevo gobierno nos convocamos para trabajar en dos ejes que implican la igualdad entre mujeres y varones. (INMUJERES) es la institución que debe aportar su capacidad en el tema de igualdad de género para el diseño y aplicación de políticas públicas en los diferentes organismos del Estado, y por otro escuchar las voces de las mujeres representadas en las organizaciones sociales que las nuclea”. Aprovechó la instancia para invitar a las organizaciones de mujeres rurales presentes como representantes de la sociedad civil organizada a integrar la Consejo Nacional de Género para participar sobre todo sobre el eje 5 relacionado al derecho y la igualdad de oportunidades en el trabajo productivo y empresarial. Recordó que en 1982 Uruguay ratificó la convención contra toda forma de discriminación de la mujer (CEDAOH) y por ello para Uruguay es ley, esto se debe cumplir y rendir cuentas a Naciones Unidas con respecto a los compromisos donde se reciben reconocimientos sobre las mejoras en políticas públicas de con igualdad de género y también observaciones que se transforman en  recomendaciones para seguir avanzando, con un capítulo específico para mujeres rurales.

Jacqueline Gómez Presidenta del Instituto Nacional de Colonización (INC), hizo referencia a que “Festejar este día que es un día de profundización y de apuesta a más trabajo conjunto entre las instituciones del Estado y la sociedad civil organizada y reivindicación para avanzar en derechos”. El INC ha avanzado en las políticas con el concepto de igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, en la cotitularidad del acceso a la tierra, que surgió de la demanda de las organizaciones de mujeres. “El instituto tiene 68 años y las mujeres tuvieron siempre un papel fundamental en los procesos de toma de decisiones de las políticas colonizadoras, de las políticas de producción familiar. Tomamos la decisión en 2014 de esta nueva herramienta, hoy tenemos  más del 60 % de los contratos de arrendamiento que se dieron desde el 2015 hasta acá, cuando veníamos de un valor histórico de menos del 12 %”. Se trabaja para promover esta política hacia los aspirantes a colonos y también con los colonos que ya accedieron a tierras, para compartir la titularidad. Comentó sobre el curso de sensibilización en género que realizan los técnicos de INC,…”que también se debe profundizar y extender a los integrantes de las organizaciones y a los técnicos privados que se contratan”. También están trabajando con el apoyo técnico y el conocimiento del INMUJERES, de INAU, para la generación de un procedimiento de trabajo ante la detección de problemas de violencia de género en el medio rural, en algunos casos con especial enfoque en niñez y adolescencia. Haciendo referencia al tema de violencia de género, dio un mensaje “a las colonas y los colonos que en el Instituto van a encontrar siempre un ámbito donde discutir, acompañar, facilitar de llegar desde el campo hasta la oficina donde tienen que hacer la declaración, en todas esas cosas vamos a estar presentes y dispuestos a tomar una decisión”.

La referente del Ministerio de Salud resaltó progresos en temáticas de salud, comentando que la mayoría de las mujeres rurales han sido reconocidas como trabajadoras dentro del núcleo familiar por el Fondo Nacional de la Salud.  Destacó las rondas rurales de salud que se dan en todos los departamentos, y el trabajo interinstitucional para levantar las demandas y necesidades de la sociedad en el medio rural, particularmente de las mujeres, como son los temas de violencia de género, derecho de salud sexual y reproductiva, o la interrupción voluntaria del embarazo, situaciones de abuso entre otros.  

Para cerrar la presentación José Olascuaga, Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR) comentó que “estas fechas de conmemoración son buenas para reconocer el lugar que se merecen los homenajeados, en este caso las mujeres rurales, pero también para dar cuentas de como se está trabajando en la temática, tengamos claro que esto es parte de un proceso, que esto no empezó el 15 de octubre del año pasado, sino que venimos con un proceso importante de trabajo, de luchas y que para el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres rurales, recordar que los derechos se conquistan, implican lucha, militancia, participación y compromiso”. Por eso un saludo muy especial a todas las mujeres rurales, que están representadas aquí hoy por las organizaciones de AMRU, de la Red de Mujeres y de CNFR, y también a las mujeres que desde las instituciones del Estado trabajan para aportar a las políticas públicas con perspectiva de género. La presentación fue una puesta a punto de lo realizado hasta el momento desde la DGDR y terminó planteando los desafíos por delante. Hizo referencia a  “los ámbitos de toma de decisiones por parte de las organizaciones sociales hemos apostado mucho a esta metodología de diálogo y de construcción público – privada no solo a través de lo que es el ámbito de las Mesas de Desarrollo Rural; el ámbito de Grupo Temático de Género de la Reunión Especializada para la Agricultura Familiar, en otros grupos temáticos también hay una participación importante y decisiva de las organizaciones de mujeres (Tierra, Juventud); este espacio de diálogo de Voces de Mujeres Rurales con un participación importante y creciente; en el Consejo Nacional de Género, nosotros trabajamos en el eje que promueve los emprendimientos y la participación de la mujer en los espacios productivos”. Con el cambio de gobierno, el  Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca a partir del 2005 y en adelante, introduce una perspectiva de trabajo que va más allá de los aspectos productivos, sanitarios, comerciales y de acceso de nuestros productos a los mercados internacionales.  Se crea la Dirección General de Desarrollo Rural con un enfoque que hace a todas las dimensiones del desarrollo (económico- productiva, social y ambiental).  Tiene entre otras, la competencia del abordaje de temas vinculados a género y juventud y su transversalización en las diferentes políticas (llamados, otras herramientas) donde se ponderan especialmente las propuestas que incluyeran mujeres y jóvenes. 

Olascuaga comenta que “Rápidamente nos dimos cuenta que eso no era suficiente, y empezamos a buscar otras alternativas. A través de los proyectos de fortalecimiento institucional establecimos convenios específicos de trabajo con las organizaciones que hoy están acá representadas, y pudimos visualizar tenemos alrededor 172 propuestas que tenemos en todo el país ya con casi tres años de ejecución, y el 47 % de las acciones en estos planes están vinculados con temas de género. Se hicieron talleres, actividades, materiales de comunicación específicos que a lo largo del tiempo que fueron sumando”. Haciendo referencia a la representante de CNFR que decía que la construcción comienza desde el individuo, …”vimos que nuestros compañeros, nosotros mismos teníamos que entender mejor estos temas, capacitarnos, sensibilizarnos, y desde el equipo de trabajo se generó un curso a través de una plataforma de educación a distancia, que entre el año pasado y este, el 90 % de los funcionarios de la Dirección de Desarrollo Rural, también abierto a los compañeros del Instituto de Colonización y a una treintena de técnicos privados, ya vamos por la séptima edición y pensamos que es un avance más para el abordaje de los temas”.

Somos Mujeres Rurales, que es un fondo concursable más específico para apuntalar proyectos productivos, sociales o de incidencia en la comunidad, específicamente de grupos de mujeres rurales, tuvo una receptividad muy alta en todo el país con más de 1000 mujeres presentando proyectos, de los cuales se aprobaron 29 propuestas, se hizo una selección tratando de contemplar las mejores propuestas y también con un criterio de equidad territorial, llegando a todo el país, estos proyectos están hoy en marcha.  Esta convocatoria se inscribe con un concepto que se trató en el Presupuesto de identificar acciones destinadas a políticas con enfoque de género. En ese marco la DGDR comprometió para el quinquenio 5 millones de pesos para este presupuesto sensible al género que entre otros, financias el Somos Mujeres Rurales, un llamado que en un inicio se pensó e instrumentó conjuntamente con INMUJERES.  Con el paso del tiempo se ha ido incrementando la participación de otras instituciones (INC, MEC, IPA, MIEM, gobiernos departamentales, Secretaría Nacional de Deporte, MTur, etc), tratando todos de apoyar estas iniciativas de mujeres que van desde proyectos que buscan la incidencia social, hasta otros que son más de corte económico- productivo, esto abre un campo de articulación interinstitucional que valoriza las sinergias de trabajo.

Entre los desafíos identificados mencionó la importancia de “protocolo de actuación para que nuestros compañeros que hacen su trabajo de campo puedan tener pautas claras de trabajo y de actuación frente a situaciones de violencia”.

Para ello apoyarse en las instituciones con las competencias específicas (INMUJERES, INAU) para asegurar los procedimientos correctos y mejores resultados.

Otro desafío, es el año próximos vamos a hacer el lanzamiento de la segunda edición de Somos Mujeres Rurales, contemplando las articulaciones que se generaron, tratando de enriquecer la propuesta, y algunas otras actividades siguiendo una línea de presupuesto específica, una reserva de fondos para apoyar las actividades organizadas localmente en los distintos lugares del país, tanto en la celebración del día de la mujer, como el día internacional de la mujer rural,  con la reserva de una parte del presupuesto para complementar fondos con las organizaciones sociales en ese sentido.

Para cerrar su presentación comentó “Mantenernos sensibles a los reclamos y a las alertas que desde las organizaciones de mujeres rurales y desde el territorio nos llegan porque creemos firmemente que esa es la mejor manera de construir políticas públicas, juntos y dialogando, y articulando entre las instituciones para lograr más rápido las respuestas”