Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Uruguay Digital

Trazabilidad

  • Tapa del Anuario de OPYPA 2016
    21/12/2016

    La exploración de bases de datos de gran tamaño es, desde hace algunos años, una posibilidad de relativo bajo costo. Si bien Uruguay cuenta con un capital de información agropecuaria de alto valor y de larga data, por lo general este capital ha estado poco aprovechado. La instalación del Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG) abrió la posibilidad de explorar mucho más en profundidad la dinámica de los sistemas de producción ganadera, las características del mercado de haciendas y los cambios en los diferentes indicadores de productividad.

    OPYPA está actualmente analizando la base de datos del SNIG con el objetivo de ajustar una metodología de estimación de la productividad ganadera, a nivel de unidades de producción, a partir del ejercicio agrícola 2004/2005. Los resultados esperados de este estudio son, por un lado, contar con una serie histórica de indicadores de productividad y su variabilidad en el territorio y, por otro lado, analizar las relaciones entre productividad y factores de producción

  • Anuario 2016
    16/12/2016

    Se realiza una estimación de la recaudación y presión fiscal del agro para los últimos años y se formula un pronóstico para el 2016, sobre la base de determinados supuestos. El principal cambio normativo en los aspectos tributarios está contenido en la Ley de Presupuesto Nacional 2016-2020 la cual introduce algunos cambios en la Contribución Inmobiliaria Rural (CIR): elimina algunas rebajas que se venían dando desde el año 2000 y
    cambia las condiciones para algunas exoneraciones. Como resultado de este cambio se espera un aumento en la recaudación de este impuesto. Por otra parte, se espera una leve baja (en dólares corrientes) en la recaudación de algunos impuestos que se cobran y se ajustan en pesos uruguayos, como consecuencia de la depreciación de la moneda local frente a la norteamericana. Como consecuencia de una menor rentabilidad de la mayor
    parte de los subsectores del agro se ajustan nuevamente a la baja aquellos impuestos que se relacionan con la renta.
    Como resultado final, la recaudación de impuestos pasa de 267 a 254 millones de dólares y la presión fiscal se mantiene en 8,1%, como consecuencia de una leve reducción del PIB sectorial.